Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La agenda de Macron, positiva para el rating de Francia si logra implementarla, dice Moody's

La agenda reformista del nuevo presidente francés, Emmanuel Macron, es positiva para la solvencia del país galo siempre y cuando sea capaz de implementarla y cumplir los objetivos a medio plazo de crecimiento y consolidación fiscal, según la agencia de calificación crediticia Moody's.
En este sentido, la agencia advierte de que el resultado de las elecciones legislativas que se celebrarán en Francia entre el 11 y el 18 de junio "será crucial a la hora de determinar si el nuevo presidente es capaz de alcanzar sus objetivos".
"Si la Presidencia y el Parlamento no logran ponerse de acuerdo, Francia podría enfrentarse a cinco años de deriva, minando así su perfil crediticio", advierte Moody's.
A este respecto, la calificadora de riesgos recuerda que el nuevo presidente francés tendrá que hacer frente a significativos retos fiscales y económicos heredados, ya que la deuda pública se aproxima al 100% del PIB, mientras es improbable que la tendencia de crecimiento supere el 1,5% en ausencia de reformas significativas que impulsen el crecimiento.
"La capacidad de los líderes políticos franceses para diseñar e implementar con éxito políticas que mejoren el crecimiento y respalden la consolidación fiscal en el tiempo guiará la trayectoria del rating de Francia y de su perspectiva en el medio plazo", añade Moody's.