Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

"Los populismos sólo dejan promesas incumplidas, frustración y descontento social"

Luis de Guindos, ministro de Economía defiende en el Congreso el tercer rescate griegoEFE

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha acusado al Gobierno de Syriza en Grecia de haber llevado al país a una situación límite, que requiere ahora un tercer rescate europeo, al plantar cara a las políticas de ajuste y reformas de la UE. De Guindos ha avisado de que "los populismos acaban generando únicamente espejismos". "Sólo dejan promesas incumplidas, frustración y descontento social", ha dicho.

Durante su comparecencia en el Pleno del Congreso, en el que se debate la aportación de España a este tercer rescate griego, ha recalcado que "las políticas irresponsables tienen un coste" y ha precisado que el Gobierno de Alexis Tsipras ha llevado a que Grecia necesite ahora un apoyo financiero mayor del que necesitaba antes de su ascenso y con unas condiciones más estrictas.
Así pues, ha asegurado que "no existen atajos en la UE y sólo caben políticas fiscalmente responsables", tal como han hecho, según ha dicho, Irlanda, Portugal y España para volver a la senda de crecimiento y creación de empleo.
Pese a estas críticas, Guindos ha dicho que España "debe mostrar la solidaridad con el país heleno como en los últimos seis años", en los que, de aprobarse este nuevo tramo de ayuda, que contempla una aportación española de unos 10.150 millones de euros, se habrían dispuesto para Grecia unos 34.000 millones de euros.
Para pedir el voto favorable de la oposición a este nuevo apoyo, el ministro de Economía ha asegurado que las nuevas ayudas económicas a Grecia están supeditadas a unas condiciones "ambiciosas", que serán objeto de una "estricta supervisión por parte de las instituciones".