Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

De Guindos: El ajuste fiscal "no es una opción sino un requisito" para recuperar la confianza

Defiende fomentar el crecimiento mediante la introducción de reformas estructurales

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha indicado que la consolidación fiscal "no es una opción sino un requisito" para garantizar la confianza de los inversores en la sostenibilidad de las cuentas públicas españolas y en la estabilidad macroeconómica de España.
De Guindos señala, en un artículo de opinión en 'The Wall Street Journal', que por ello el Gobierno ha adoptado un paquete "duro" de recorte del gasto y un aumento progresivo del IRPF. Según el ministro, estas medidas son necesarias para compensar el impacto del "inesperado" cierre del déficit público en 2011, que alcanzará el 8% frente al 6% previsto inicialmente.
Para el ministro, las medidas, aunque "impopulares y no deseadas", han tenido el respaldo "mayoritario" del Parlamento que, además, ha sido uno de los primeros de la UE en aprobar la inclusión en la Constitución española de un techo de gasto para todas las administraciones.
Así, recuerda que el Gobierno aprobará una nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria antes del 31 de marzo, que fijará los límites de gasto para todas las entidades públicas y que limitará al 0,4% del PIB el déficit estructural y al 60% el nivel de deuda pública sobre la riqueza nacional.
Reformas para "contrarrestar" el ajuste
Junto con el proceso de consolidación fiscal, De Guindos defiende fomentar el crecimiento mediante la introducción de reformas estructurales, con el fin de "contrarrestar" el impacto de las medidas de ajuste en el PIB. Entre ellas, cita la reforma del mercado laboral y del sistema financiero, que considera "decisivas".
Por último, afirma que las medidas deben ser adoptadas con "urgencia" para recuperar el crecimiento económico y generar empleo estable, a pesar de que, según admitió, los españoles tendrán que pagar el coste de los ajustes a corto plazo para lograrlo.
"El Gobierno tiene la determinación de hacer lo que se necesita. Aunque la tarea es ambiciosa, es manejable y estamos convencidos de que mediante la implementación del plan que he mencionado, vamos a recuperar la confianza de los mercados", subraya De Guindos, quien insiste en que se trata de una "oportunidad única" para recuperar la prosperidad que la economía española "nunca debió perder".