Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos destaca que el mecanismo de liquidación evitará que contribuyentes paguen por futuras crisis bancarias

Luis de Guindos en el EcofinEFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha celebrado hoy el acuerdo del Ecofin para crear un mecanismo único de reestructuración y liquidación de bancos con problemas porque a su juicio evitará que sean los contribuyentes los que asuman la factura de futuras crisis bancarias.

"Es un día importante desde el punto de vista de este viaje que hemos iniciado que es la unión bancaria", ha resaltado Guindos, que ha admitido que "ha sido un acuerdo difícil" por tratarse de la reestructuración y del cierre de bancos.
"Lo que estamos buscando aquí es que no vuelva a ocurrir lo que ha ocurrido en el pasado y es que una crisis bancaria tiene un coste importante desde el punto de vista de los contribuyentes. Eso es lo que queremos evitar", ha apuntado el ministro de Economía.
Para ello se crea un fondo de resolución que "va a estar pagado por las contribuciones que va a hacer la industria". "Un fondo único que cada vez va a estar más integrado, más mutualizado, va a ser más europeo y que al cabo de 10 años será absolutamente un fondo para toda la banca europea", ha insistido Guindos.
En todo caso, el ministro de Economía se ha mostrado convencido de que "la banca española no va a necesitar este tipo de ayudas durante bastante tiempo", ya que está a punto de concluir el rescate bancario, en concreto el próximo 23 de enero.
El fondo de resolución contará con una dotación de 55.000 millones de euros tras un periodo de transición de 10 años. A la banca española le tocará aportar entre el 15% y el 17% del total, es decir, hasta 8.600 millones de euros, con contribuciones muy similares a las ya existentes para el fondo de garantía de depósitos, según han informado fuentes europeas.