Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Bárcenas defraudó a Hacienda 1,5 millones en 2002 y 2003

El extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas defraudó a Hacienda un total de 1.557.366,6 millones de euros en los ejercicios de 2002 y 2003 por las cuotas que dejó de abonar en concepto de IRPF e Impuesto del Patrimonio.

Así consta en un informe de la Agencia Tributaria remitida al juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz, al que ha tenido acceso Europa Press, en el que se analizan las declaraciones fiscales Bárcenas y su mujer, Rosalía Iglesias, a partir de la nueva documentación que remitieron al juez las autoridades suizas.
En concreto, el informe detalla que Bárcenas y su mujer dejaron de pagar 551.652,39 en su declaración conjunta de IRPF en 2002 y 862.236,05 en 2003, y que el extesorero, que realizó una declaración individual de Patrimonio, dejó de abonar 143.478,16 euros en este último ejercicio.
Dos declaraciones a devolver
La documentación remitida por la Agencia Tributaria al Juzgado Central de Instrucción número 5 también revela que las declaraciones de IRPF que Bárcenas presentó en estos dos ejercicios le salieron a devolver: 7.586,85 euros en 2002 y 14.209,75 euros en 2003.
Sin embargo, el antiguo responsables de las finanzas del PP tuvo una "ganancia patrimonial no justificada" que ascendió a 973.586 euros en 2002, en relación con las entregas de dinero que habría recibido de la trama 'Gürtel', y de 1.804.500 euros en 2003. En este ejercicio, Bárcenas recibió presuntamente 1.312.500 euros que justificó como "negocios inmobiliarios y ventas de obra de arte" y otros 492.000 euros que aparecen en la contabilidad B de la red de Francisco Correa como entregas al extesorero.
En concreto, la "carpeta azul" incautada al contable de la trama, José Luis Izquierdo, atribuye ocho entregas de 489.586 euros a Bárcenas en 2002 y otras cuatro por valor de 492.000 euros en el ejercicio siguiente.
El patrimonio no declarado
En relación con las declaraciones del Impuesto del Patrimonio, Bárcenas declaró un total de 84.767,97 en 2002 y 117.764,32 en 2003 en relación con los fondos que tenía en varias cuentas en Caja Madrid, Banco Popular y Sabadell. Sin embargo, debería haber declarado 5.247.538,05 en el primer ejercicio y 8.135.259,44 euros en relación con las acciones que tenía en el Dresdner Bank.
No obstante, la Agencia Tributaria señala que en 2003 la cantidad que Bárcenas dejó de ingresar a Hacienda en relación con este impuesto fue de 79.742,87 euros. En 2003, el límite del delito de fraude fiscal estaba situado en 90.000 euros, por lo que al extesorero del PP sólo habría cometido una infracción administrativa.
Por lo que respecta a la declaración de Patrimonio de Rosalía Iglesias, el informe señala que no existen "diferencias significativas" entre los saldos de sus cuentas y los que declaró. Entre sus bienes constan un inmueble en Monachil (Granada) y otros tres en Marbella (Málaga).
Bárcenas controlaba todas las cuentas
El informe también señala que las notas de los trabajadores del Dresdner Bank demuestran que Bárcenas era quien tomaba todas las decisiones en relación con sus inversiones y que ingresaba "importantes cantidades en efectivo" en sus cuentas, vinculadas a la Fundación Sinequanon y las sociedades Tesedul y Granda Global.
La Agencia Tributaria no encuentra "justificación o causa contractual" entre las transferencias que Bárcenas realizó a la sociedad Granda Global y el supuesto contrato de asesoramiento con su presunto testaferro, Iván Yáñez, con que trató de justificar estas operaciones.