Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El dueño de El Lobo y 1880 cierra la campaña navideña con un alza de ventas del 10% en productos de innovación

El grupo agroalimentario Confectionary Holding, propietario de las marcas 1880, Doña Jimena, El Lobo e Imperial Toledana, prevé cerrar la campaña navideña con un aumento de ventas en productos de innovación cercano al 10%, según ha informado la compañía en un comunicado.
El director general de la firma, Andrés Cortijos, ha confirmado que el grupo espera cerrar el ejercicio de 2016-2017, que concluye el 31 de marzo, con un aumento entorno al 9% en exportaciones.
En concreto, el grupo destinó en 2016 aproximadamente el 23% de su producción a mercados internacionales, exportando a más de 45 países de los cinco continentes, principalmente a Estados Unidos, Latinoamérica y Europa, y estima aumentar en 2017 su presencia en determinados mercados como el asiático y en todo el continente americano.
Respecto a la campaña de Navidad en España, Cortijos ha calificado de "muy positivos los primeros inputs" y ha avanzado que, aunque hasta el 31 de marzo no se cierra el ejercicio, el grupo ha elevado la producción de sus marcas tanto de los tradicionales turrones, como de los chocolates, obradores, así como los típicos dulces navideños y mazapanes.
El director general de Confectionary Holding ha indicado que las nuevas líneas estrategias del grupo para 2017 pondrán el foco en la importancia de la digitalización. "Las empresas debemos adaptarnos a una nueva realidad, aquella en la que lo físico y lo virtual se unen", ha señalado.
Con respecto a las nuevas cadenas de suministro, el director de Confectionary Holding ha subrayado que evolucionarán hacia un concepto mucho más integral, el de cadena de valor, donde el consumidor será el protagonista. Además, ha destacado que las nuevas cadenas de valor tendrán un componente dual, adquiriendo mucha relevancia la parte "virtual" o "digital".
Por otro lado, la firma presentará en el ISM Colonia una nueva línea de alimentación dulce en una categoría emergente y no navideña. "Este proyecto aporta diferentes aplicaciones y funcionalidades no planteadas aún en el mercado, así como la captación de nuevos consumidores e incrementos de valor para la categoría. Asimismo, se asienta sobre nuestra clara vocación de competir con propuestas diferenciales", ha subrayado.