Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Liberbank vende a Haya Real Estate su filial inmobiliaria Mihabitans por 85 millones

Liberbank ha llegado a un acuerdo con Haya Real Estate, propiedad de Promontoria Holding, por el que esta adquiere su filial inmobiliaria Mihabitans por 85 millones de euros, con una plusvalía "muy relvante", según ha indicado la entidad.
Mediante este acuerdo, Haya RE gestionará en exclusiva durante los próximos siete años los actuales activos inmobiliarios adjudicados en el balance de la entidad, así como los futuros adjudicados que se incorporen al balance general del banco o los de sus filiales inmobiliarias.
La operación se ha desarrollado a través de un proceso competitivo en el que han participado otras plataformas, que comenzó a finales de mayo y que ha estado asesorado por Alantra y Gómez-Acebo & Pombo. Los asesores financiero y legal de Haya RE han sido PwC y Ashurst, respectivamente.
Este acuerdo se enmarca en la estrategia de Liberbank de centarse en su negocio financiero tradicional y acelerar el ritmo de venta de sus activos no estratégicos.
REDUCIR LA MOROSIDAD AL 5% EN 2018
Con esta estrategia de reducción de activos improductivos, Liberbank busca reducir su morosidad por debajo del 9% en 2017, frente al 16,2% del año pasado, y alcanzar el 5% en 2018 y el 3,5% en 2019.
Además, la entidad ha establecido como objetivo unas salidas de deuda bruta de adjudicados por alquileres y ventas de unos 410 millones de euros este año, 625 millones de euros en 2018 y 850 millones de euros en 2019.
El banco vendió durante el ejercicio 2016 activos adjudicados por 185 millones de euros (+262% respecto a 2015) y en el primer trimestre de este año la cifra se sitúa en 132 millones de euros, lo que implica un crecimiento interanual del 50%.
El volumen de la cartera de activos dudosos de la entidad cayó en 649 millones de euros en el primer semestre del año (-20,2%) y en 1.613 millones de euros en comparación con junio de 2016 (-38,7%). Además, el banco ha llevado a cabo recientemente la desinversión de una cartera de préstamos fallidos de 169 millones de euros.