Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Parlamento alemán aprueba rebajar la edad de jubilación a los 63 años

Alemania aprueba una rebaja en la edad de jubilaciónReuters

La gran coalición de Gobierno en Alemania ha sacado adelante este viernes en votación parlamentaria la reforma de las pensiones que rebaja la edad de jubilación a los 63 años para algunos ciudadanos, desechando así el acuerdo alcanzado entre conservadores y socialdemócratas en 2007, que contemplaba un aumento gradual a los 67 años.

A pesar de que los economistas han advertido que esta medida puede dañar la economía germana, el Ejecutivo descartó el pacto de la anterior gran coalición que preveía elevar la edad de jubilación desde los 65 a los 67 entre 2012 y 2029 y a instancias del SPD llegó a este nuevo acuerdo en las negociaciones para formar Gobierno en 2013.
La nueva legislación ha superado con facilidad la votación en el Bundestag, con 460 votos a favor, 64 en contra y 60 abstenciones, gracias a la gran mayoría de la que disfrutan los conservadores de Angela Merkel y el SPD.
Adelantar la edad de jubilación anticipada para algunos ciudadanos era un proyecto clave del SPD, pese a que los economistas han advertido de que esta medida, en una sociedad con una población más envejecida y con carencias de trabajadores cualificados, podría tener un coste económico muy elevado.
Con la nueva legislación, algunos ciudadanos podrán jubilarse a los 63 años con la pensión completa si han trabajado durante 45 años, al igual que algunos que han estado desempleados durante un breve periodo de tiempo. Sin embargo, no está permitido dejar de trabajar a los 61, cobrar dos años la prestación y jubilarse a los 63.
Esta medida tendrá un coste de alrededor de 900 millones de euros este año, que se incrementarán a 3.100 millones de euros anuales en 2030.
Asimismo, el Bundestag ha aprobado que 9,5 millones de madres o padres cuyos hijos nacieron antes de 1992 reciban mayores beneficios, que serán abonados principalmente mediante contribuciones a la Seguridad Social y tendrá un coste de 6.700 millones de euros anuales.
Asimismo, la legislación también contempla la jubilación anticipada por razones de salud, una medida que tendrá un coste de 100 millones de euros en 2014, que aumentarán a 2.100 millones en 2030.
Según datos de Eurostat, los alemanes trabajan más tiempo que los griegos, los españoles y los franceses, ya que se retiran después de 37,5 años trabajando, cuando la media de la UE es de 35.