Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Mercadona aumenta su beneficio un 1% en 2013, hasta 515 millones de euros

Juan Roigcuatro.com

Mercadona cerró 2013 con un beneficio neto de 515 millones de euros, lo que supone un aumento del 1 por ciento respecto al año anterior, en tanto que las ventas subieron un 4 por ciento, hasta alcanzar los 19.812 millones de euros.

Así lo ha dado a conocer  en rueda de prensa el presidente de la compañía, Juan Roig, quien ha detallado que las ventas por volumen, han aumentado un 2 por ciento, hasta los 9.845 millones de kilos y litros, adquiridos por los más de 4,8 millones de hogares que realizan la compra en sus supermercados.
Roig ha señalado que están "muy satisfechos", dado que sus previsiones "no eran tan optimistas", pero finalmente se han conseguido "mantener" los números. "Mercadona va bien y los resultados así nos lo dicen", ha aseverado.
La cadena de supermercados valenciana aumentó el pasado año su productividad un 6 por ciento y mantuvo su plantilla en 74.000 personas (tras el incremento en 10.000 trabajadores durante los ejercicios 2010 y 2011), con un aumento salarial del 0,3 por ciento.
Roig ha detallado que el 80 por ciento de la plantilla actual, aquellos con más de cuatro años de antigüedad, tienen un salario de 1.400 euros netos al mes, así como --en su caso-- dos mensualidades más en primas por objetivos. El 1 de marzo pasado la empresa repartió entre sus trabajadores más de 257 millones de euros en concepto de prima por objetivos.
"Pagamos un sueldo alto, pero exigimos mucho"
"Para nosotros es un orgullo, pagamos un sueldo muy alto y exigimos mucho", ha incidido el presidente de la compañía, quien ha detallado que el índice de rotación de la plantilla ha bajado al 3,2 por ciento. El objetivo es conseguir el "cero técnico" en 2016.
En 2013 la cadena invirtió 650 millones de euros, la misma cifra que un año antes, cantidad que se ha destinado principalmente a la apertura de 61 supermercados, hasta llegar a las 1.467 tiendas, y la reforma de 53 locales para adaptarlos a los productos frescos, así como a la construcción del bloque logístico de Guadix (Granada) y al de Abrera (Barcelona), actualmente en construcción.
Contribución al PIB español
El máximo responsable de la compañía ha explicado que Mercadona realiza el 85 por ciento de sus compras de productos y servicios en España, excepto las de aquellos que no se producen en el país, con un desembolso de 14.500 millones en euros.
Si se tiene en cuenta al conjunto de la cadena agroalimentaria, en la que se sitúa Mercadona, supone el 1,2 por ciento del PIB del país y aglutina a 400.000 empleados, el 2,4 por ciento de todos los trabajadores de España.
Asimismo, ha detallado también la contribución tributaria de la empresa, tanto directa como indirecta, que en 2013 ascendió a 1.465 millones de euros, un 12 por ciento más que en el ejercicio anterior. De ese total, 632 millones corresponden a la Seguridad Social, 237 al impuesto de sociedades --con una tributación del 33 por ciento de sus beneficios--, 524 a la recaudación del IVA e IRPF y 72 a otros impuestos y tasas.
Respecto a la relación de la cadena con sus proveedores, Roig ha señalado que la cadena ha cambiado su estrategia, al pasar de ser distribuidores a ver "lo que pide el cliente" y desde ahí ir al sector primario para ver "cómo hacer las cosas". En este sentido, ha recalcado que su prioridad es "que todos los miembros de la cadena estén satisfechos".
"Todos los interproveedores ganan dinero, hemos creado industria", ha agregado Roig, quien ha indicado que siempre que vean una buena idea en un emprendedor le ayudarán en la inversión, aunque a largo plazo no tienen previsto "quedarse" en ninguno de ellos.
Apuesta por los frescos
En su apuesta por el sector primario, Mercadona cerró 2013 con acuerdos de colaboración con 5.600 agricultores, 3.600 ganaderos y 8.000 pescadores de 80 lonjas de diferentes puntos de España. Para Roig, los frescos "tienen que tirar de la cadena agroalimentaria sostenible" que impulsa la empresa.
Al respecto, ha destacado que la cadena ha pasado de servir pescado desde un punto concreto del país a descentralizarlo y adquirirlo en las distintas lonjas con el objetivo de ofrecer un producto más fresco, algo que está teniendo "mucho éxito".
Asimismo, también ha recordado que tras "desnudar" las frutas y verduras y poner en marcha un sistema para que el cliente pueda seleccionar directamente los productos del horno, la cadena ha dado un paso más con el "laboratorio de carne y charcutería", que quitaron hace 15 años y ahora "se ha vuelto a poner en un centenar de tiendas, aunque en mayo podría llegar a 250 establecimientos. "Hasta ahora hemos tenido resultados buenos, lo primero que nos han dicho los clientes es que ya era hora", ha resaltado Roig.
La internacionalización, parada
Por otra parte, en el turno de preguntas el presidente de Mercadona ha indicado que la internacionalización de la empresa está "parada" y ha insistido en que no cree que el tamaño de las empresas determine su éxito, sino que éste es para "el que mejor lo hace". "El pez ágil es el que triunfa, el lento no".
Roig ha apuntado que para finales de este año está previsto el desembarco de la cadena en el País Vasco, con "dos o tres" supermercados nuevos en Vitoria. Asimismo, ha defendido la convivencia de la cadena con el pequeño comercio, dado que --ha insistido-- "el tamaño no es lo que importa, lo que importa es hacerlo mejor".
Cuestionado sobre la llegada a Sevilla de un nuevo operador, Costco, ha indicado que se trata de "un gran competidor" que intentarán afecte "lo menos posible" a Mercadona.
Respecto al precio de la cesta de la compra, Roig ha señalado que intentarán bajarla este 2014 en torno a un 1 por ciento, aunque esto dependerá de si se produce un aumento de la demanda.
"Bailar sevillanas"
Asimismo, cuestionado sobre si se plantean abrir los domingos, Roig ha incidido en que no quieren hacerlo, aunque "si Mercadona para vender tiene que bailar sevillanas, bailará sevillanas".
De este modo, ha incidido en que aunque hoy por hoy no prevén esta posibilidad, dado que la empresa apuesta por la conciliación de la vida familiar y laboral, "si hace falta abrir, abriremos".
Previsiones para 2014
Por último, ha indicado que 2014 va a ser un año "difícil" porque los competidores "se mueven mucho", aunque espera que los frescos ayuden a mejorar las cifras de 2013. En este sentido, Mercadona prevé cerrar el actual ejercicio con un crecimiento de las ventas del 3,5 por ciento, hasta los 20.500 millones de euros, y un beneficio neto de 533 millones, con un aumento del 3,5 por ciento.
En cuanto a las inversiones, la empresa prevé para este apartado 700 millones de euros. Roig ha destacado que Mercadona es una empresa "de mucha innovación" y, en este sentido, está construyendo un centro informático en Albalat dels Sorells (Valencia) con el que "nos podemos jugar la empresa" y está convencido "va a triunfar".
En el ámbito laboral, Roig ha advertido de que "si no se crea más demanda, no va a haber más puestos de trabajo". En los dos primeros meses del año, ha incidido, continúa la misma tendencia de 2013 y no se ha notado "ninguna alegría".
Por último, al ser preguntado sobre su sucesión, el máximo responsable de la cadena valenciana ha indicado, tras mencionar la presencia de su hija en el auditorio, que "está clara" y, aunque espera continuar en el cargo "el máximo tiempo posible", su eventual sucesión está "prevista".