Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juan Alfaro, nuevo presidente de Renfe

La ruptura del monopolio del transporte de viajeros en AVE, uno de sus retos al frente de la compañía
El Gobierno ha nombrado nuevo presidente de Renfe a Juan Alfaro, en sustitución de Pablo Vázquez, quien ha dirigido la compañía ferroviaria pública durante los dos últimos años.
Alfaro ha desarrollado toda su trayectoria profesional en el sector público, actualmente en el Ministerio de Fomento. Desde abril de 2012 ocupaba la Dirección General de la Sociedad Estatal de Infraestructuras Terrestres (Seittsa), compañía encargada de construir proyectos de tren y carreteras, y llamada a asumir las autopistas quebradas.
En su nueva etapa como presidente de Renfe tendrá como principales retos preparar a la empresa para la ruptura de su monopolio en transporte de viajeros en tren, si bien el Gobierno acaba de retrasar la apertura de este mercado hasta 2020. Además, deberá impulsar el tráfico ferroviario de mercancías para que este negocio salga de pérdidas.
Juan Alfaro toma los mandos de la compañía ferroviaria cuando la empresa está a punto de cerrar 2016 como segundo año consecutivo en beneficios, tras lograr en 2015 las primeras ganancias de su historia.
Asimismo, tendrá que gestionar el suministro de los nuevos trenes AVE que su antecesor dejó adjudicado a Talgo, que se empezarán a recibir en tres años, y el previsto crecimiento del negocio de Alta Velocidad por el aumento de la movilidad y la puesta en servicio de nuevas líneas.
La presidencia de Renfe conlleva asumir la presidencia del consorcio de empresas españolas que construyen el AVE La Meca-Medina, que la compañía ferroviaria tendrá que explotar, de forma parcial a partir de diciembre de 2017, y en su totalidad desde enero de 2018.
En este caso, Alfaro toma el relevo semanas después de que el grupo lograra un acuerdo con el Gobierno árabe por el que las empresas españolas contarán con catorce meses más para acabar la línea sin riesgo de sanciones por retraso.
El nuevo presidente de Renfe cuenta con experiencia, además de en el sector público, en materia de inversión y gestión de infraestructuras.
TRAYECTORIA EN EL SECTOR PÚBLICO.
Antes de recalar en Fomento, entre los años 2004 y 2012 Alfaro formó parte de los consejeros de administración de las empresas públicas Madrid Calle-30, la Empresa Municipal de la Vivienda (EMV), Madrid 2020 y Madrid Espacios y Congresos.
Con anterioridad, fue director de Proyectos de Inversión del Ayuntamiento de Madrid entre 2003 y 2011. Además, estuvo durante un año como profesor asociado en la Universidad Carlos III de Madrid.
PARON CONSTRUCTOR EN SEITTSA.
No obstante, su etapa en Seittsa se caracteriza por el parón en la promoción de nuevos proyectos. De hecho, desde la llegada de Alfaro en abril de 2012 esta sociedad pública estuvo dos años y tres meses (desde julio de 2012 hasta noviembre de 2014) sin adjudicar un sólo proyecto de obras, según los propios datos estadísticos del Ministerio de Fomento.
Desde entonces, esta sociedad sólo ha contrato esporádicamente obras que, en conjunto suman unos 200 millones de euros y que fundamentalmente corresponden a trabajos de rehabilitación de carreteras.
No obstante, esta sociedad ha estado implicada en las negociaciones que el Ministerio de Fomento emprendió en marzo de 2014 para rescatar las ocho autopistas de peaje en quiebra. El plan diseñado por el Departamento que entonces dirigía Ana Pastor, y que aún no ha prosperado, pasaba por que Seittsa asumiera la gestión de las vías.