Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Isolux reduce capital en 12,6 millones para facilitar la entrada de los bancos

Isolux Corsan ha reducido su capital social en 12,6 millones de euros, mediante una reducción del valor nominal de sus acciones, con el fin de facilitar el proceso de canje de deuda por acciones con el que los bancos acreedores controlarán entre un 90% y un 95% de su capital.
La compañía de construcción e ingeniería ha acometido ya esta reducción, aprobada en la junta general de accionistas que celebró el pasado miércoles.
En virtud de la operación, Isolux ha disminuido desde 0,20 euros hasta 0,06 euros el valor nominal de cada una de las acciones que componen su capital social, que ha quedado fijado en 5,40 millones de euros.
La reducción de capital se enmarca en el plan de rescate que la compañía pactó con sus bancos en julio y que está a punto de concluir con el desembarco de los bancos en su capital.
La junta del miércoles dio el 'visto bueno' a la ejecución del acuerdo de capitalización por el que la banca y los bonistas cambiarán hasta 1.400 millones de euros de deuda, el grueso del pasivo de unos 2.100 millones que soporta la empresa, por entre el 90% y el 95% del capital de la constructora.
Los hasta ahora principales socios de Isolux, su expresidente Luis Delso y el exvicepresidente José Gomis, diluirán hasta alrededor de un 5% la participación del 55% que tenían en la empresa.
Este canje de deuda por acciones constituye la piedra angular del plan de rescate que el grupo pactó con la banca para reestructurar el pasivo y garantizar su viabilidad futura.
COMPROMISO DE PERMANENCIA DE DOS AÑOS.
Además, supondrá que la banca tome de forma efectiva el control de la compañía que ya tiene en la práctica desde que en julio se acordó la reestructuración. De hecho, ya entonces designó presidente a Fernández-Cuesta y nombró un nuevo consejo de administración.
En cuanto a la capitalización de deuda, Isolux prevé cerrarla en los próximos días, cuando se conocerá el porcentaje de la empresa que corresponde a cada entidad. La banca entra en la compañía con un compromiso de permanencia de al menos dos años.
CaixaBank, Santander, Bankia y Banco Sabadell son los principales acreedores de Isolux y, por tanto, serán principales accionistas por delante de casi medio centenar de entidades. Después se sitúan dos entidades públicas, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el ICO.