Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra recibe un premio al mejor proyecto europeo de outsourcing por un servicio para O2 (Telefónica)

Indra ha recibido el primer premio en la categoría proyecto europeo del año de Outsourcing en Tecnologías de la Información (TI) otorgado por Global Sourcing Association (GSA) por el servicio de marketing en tiempo real prestado al operador de telefonía móvil O2, la filial de Telefónica en Reino Unido, según informa en un comunicado.
Indra se ha impuesto a otras cuatro grandes empresas finalistas para lograr este galardón, que reconoce anualmente los logros alcanzados por las organizaciones que han demostrado innovación, excelencia y mejores prácticas en un proyecto de outsourcing en el que se vean involucrados al menos dos países europeos.
El proyecto premiado, que sigue vigente a día de hoy, se remonta a principios del 2010 cuando el operador británico buscaba un socio capaz de proveerle un servicio de monitorización de aplicaciones sobre su plataforma de alta criticidad y de analítica de datos de red.
En estrecha colaboración con O2, Indra ha desarrollado un servicio de tres capas donde trabajan 130 profesionales desde el Reino Unido, España (Málaga, Salamanca y Madrid) y Filipinas. El proyecto ha contemplado la implementación de las herramientas de monitorización y análisis para la provisión del servicio, gestionando 69.000 eventos por hora y 12.000 alarmas por hora y monitorizando 12.000 elementos de su red.
La arquitectura del servicio ha sido estructurada de modo que fuera capaz de suministrar detalles de la red con el fin de prevenir de forma proactiva incidencias que pudiesen impactar en la experiencia del cliente y el negocio.
Otro importante aspecto de esta arquitectura ha sido la puesta en marcha de un ecosistema de colaboración integrado por O2, Indra y otros socios tecnológicos capaz de trasladar a todas las fases los nuevos avances tecnológicos.
Gracias a la estructura del servicio, O2 ha logrado reducir sus gastos generales dedicados a tareas operativas, mejorando con ello la eficiencia de aquellas labores asociadas directamente a su negocio. Esta mejora se ha visto reflejada en una reducción del tiempo que el equipo técnico de O2 tiene que dedicar a determinadas actividades de supervisión.