Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra incrementa la eficiencia de la inspección tributaria con sus soluciones de detección de fraude

Indra se está posicionando como una de las empresas que está aportando mayores beneficios a las administraciones tributarias en su lucha contra el fraude, gracias al empleo y uso combinado de las más avanzadas tecnologías en este ámbito.
Su amplia experiencia en el desarrollo de soluciones de gestión tributos le ha permitido validar con éxito soluciones orientadas a mejorar la eficiencia de la inspección fiscal, y con ello, aumentar la efectividad en la detección del fraude. Más de 100 millones de contribuyentes son gestionados por sistemas en cuyo desarrollo ha participado Indra.
De hecho, estos sistemas de detección de fraude han posibilitado, en algunos casos, retornos de inversión en torno al 80% durante el primer año de funcionamiento gracias al incremento de la recaudación. "Aciertos superiores al 85% en las comprobaciones gracias a modelos predictivos o crecimientos de doble dígito en la recaudación son algunos de los beneficios cuantificados", incide.
Con el objetivo de ayudar a las administraciones a reducir la brecha fiscal, Indra ha desarrollado iFRA, una avanzada solución que mejora las tecnologías Business Intelligence para cruzar información mediante la incorporación de técnicas estadísticas basadas en Business Analytics y soportadas sobre Big Data que permiten descubrir nuevos patrones de comportamiento del contribuyente, así como incrementar la fiabilidad de las previsiones desde el análisis de comportamientos históricos.
El director del Centro de Excelencia de Tributos de Indra, Antonio Ortuño, explica que este tipo de soluciones se basan en algoritmos predictivos que se obtienen a partir de la modelización de los datos que se han introducido en el sistema.
Por ejemplo, se pueden crear algoritmos de reglas de asociación, que permiten determinar qué características comparten los registros fraudulentos entre ellos; de regresión, para predecir el monto de fraude asociado a una operación detectada; o de importancia de atributos, que identifica las variables decisivas en orden de prioridad a la hora determinar fraude, entre otros.
BENEFICIOS DE LAS SOLUCIONES.
La identificación de perfiles de riesgo de los contribuyentes, de sus características a través de técnicas de segmentación o los mapas de relaciones entre personas que intervienen en los procesos tributarios, constituyen algunos de los beneficios más valorados en estas soluciones.
"Las tecnologías Big Data utilizadas en estas plataformas permiten adicionalmente, almacenar información heterogénea que puede enriquecerse con datos externos no estructurados, apoyados bien en bases de datos de conocimiento ya disponibles o bien originados en fuentes de información de Internet, como por ejemplo, redes sociales. Este incremento de información facilita una mayor capacidad de análisis y de elaboración de los modelos predictivos", agrega Ortuño.
Otras aportaciones son el aumento de éxito en las comprobaciones, que permite a los funcionarios centrarse realmente en su labor y maximizar su eficacia, así como el incremento de percepción en la sociedad de la mejora del resultado de las actividades de detección de fraude.
CASOS DE ÉXITO
Entre los diversos proyectos desarrollados por la compañía de consultoría y tecnología en el ámbito de la lucha contra el fraude tributario, destacan los llevados a cabo para la Agencia Tributaria de Catalunya y la Diputación Foral de Gipuzkoa.
En concreto, Indra integró con éxito en 2016 un piloto de detección de fraude en Gaudi, el sistema de gestión de los impuestos propios y cedidos de la Agència Tributària de Catalunya que implantó la compañía la década pasada.
El piloto, basado en algoritmos predictivos y Big Data, se centró en las valoraciones de bienes inmuebles y ha conseguido un 85% de éxito en sus predicciones, lo que permitirá aumentar la eficiencia de la agencia porque los funcionarios podrán centrarse en las comprobaciones con más posibilidades de fraude.
Por otro lado, la implantación por parte de la Diputación Foral de Gipuzkoa de IKUS, el sistema integral de inspección y lucha contra el fraude, está consiguiendo maximizar la eficacia y eficiencia de las tareas de comprobación e investigación de los funcionarios. De hecho, con el mismo equipo humano se ha incrementado "sustancialmente" el volumen de expedientes y liquidaciones practicadas, lo que favorece el rápido retorno de la inversión realizada.
Esta herramienta proporciona información "permanente e instantánea ajustada" a los criterios de planes de inspección, permitiendo su integración en un expediente electrónico y el cruce datos entre contribuyentes para detectar posibles defraudadores. Tiene cargados 209 modelos tributarios y más de 15 millones de declaraciones de 1,7 millones de contribuyentes.