Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra afirma que los activos espaciales son "imprescindibles" para ciudadanos, gobiernos y defensa

El director general de Defensa y Seguridad de Indra, Carlos Suárez, subrayó este martes en la Conferencia de Alto Nivel sobre Política Espacial Europea celebrada en Bruselas el papel estratégico que tienen los activos espaciales para "garantizar servicios imprescindibles hoy en día para ciudadanos, gobiernos y la defensa y cuya interrupción tendría un gran impacto".
Durante su intervención, Suárez destacó la importancia del actual Sistema de Vigilancia y Seguimiento Europeo (SST Support Program), un programa que "se ha convertido en una prioridad a la luz de los cada vez más numerosos e importantes activos espaciales con que cuenta la UE y a la necesidad de garantizar su seguridad de forma autónoma".
Dentro de este programa se encuentra el sistema español de vigilancia espacial (S3T), una iniciativa impulsada por el Centro para el Desarrollo Tecnológico Industrial (CDTI), que cuenta con el apoyo de los ministerios de Economía e Industria y de Defensa, y de cuyo despliegue de encarga un consorcio industrial liderada por Indra. También tienen una participación destacada en él otras empresas españolas como Deimos y GMV.
El Parlamento Europeo y la Comisión pusieron en marcha en 2014 este programa y definieron un modelo de servicio en el que distintas entidades nacionales se responsabilizan de aportar los servicios de vigilancia y seguimiento espacial, canalizados a través del Centro Satelital de la UE (SatCen), que depende del Servicio Europeo de Acción Exterior.
El consorcio inicial responsable de aportar estos servicios está integrado por DLR (Alemania), CNES (Francia), la Agencia Espacial de Reino Unido (Gran Bretaña), ASI (Italia), y CDTI (España). Este programa está llamado a sumarse a Copernicus y Galileo como una de las iniciativas espaciales más relevantes de la UE en los próximos años.
Suárez destacó el papel dual de esta tecnología no solo para proteger satélites e infraestructuras en órbita, sino para extender las misiones de vigilancia aérea que se llevan a cabo en el ámbito de la defensa más allá de sus límites tradicionales, de modo que también abarquen las órbitas cercanas a la Tierra.
Asimismo, puso de relieve las importantes sinergias entre el Plan de Acción Europeo de la Defensa y la Estrategia Espacial Europea, ambos lanzados recientemente por la Comisión Europea, que permiten explotar todas las capacidades duales existentes y futuras, entre las que se encuentran las constelaciones de satélites Copernicus y Galileo, el futuro programa GovSatCom y las infraestructuras relacionadas con el sistema SST.