Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indra logra contratos por valor de 30 millones en el proyecto europeo Sesar 2020

Indra participará en 25 de los 27 proyectos incluidos en la segunda fase del programa Sesar de creación del Cielo Único Europeo, denominada Sesar 2020, según ha informado la compañía de consultoría y tecnología, que ha indicado que el importe global de los contratos adjudicados asciende a 30 millones de euros.
En un comunicado, Indra, que liderará dos de esos proyectos, afirma que la adjudicación de los nuevos contratos refuerza su posición en este proyecto estratégico impulsado por la Comisión Europea con la colaboración de Eurocontrol y las principales empresas del sector.
La compañía remarca que Sesar es una de las iniciativas más ambiciosas del mundo en el ámbito de la investigación y desarrollo en tráfico aéreo. "Este proyecto está transformando la forma en que se vuela en el continente, multiplicando la eficiencia, la seguridad, la puntualidad, y la comodidad del pasajero", subraya.
La primera fase del programa, en la que también participó Indra, concluyó en 2016, lo que ha dado paso a Sesar 2020, una segunda fase que se extenderá durante los próximos cinco años. El trabajo en esta fase se estructura a su vez en dos grandes paquetes de trabajo, el primero que comienza ahora se abordará entre 2017 y 2019 y el segundo abarca de 2019 a 2021.
Respecto a los dos proyectos que lidera, Indra explica que el primero de ellos tiene como objetivo avanzar en el desarrollo de los sistemas de gestión de vuelos por trayectoria 4D, una tecnología que permite a la aeronave elegir la ruta más directa y planificar su vuelo con una precisión sin precedentes, registrando un margen de error de segundos a la hora de fijar su aterrizaje.
En concreto, Indra trabajará para dotar a estos sistemas de vuelo por trayectoria 4D de nuevas herramientas y capacidades más avanzadas, "que facilitarán una visión única, completa y actualizada de la información de vuelo a toda la comunidad aeronáutica". También se llevarán a cabo por primera vez pruebas que involucrarán a distintos países, centros de control y aeronaves.
El segundo proyecto liderado por la compañía se centra en el desarrollo de una serie de servicios comunes que compartirán todos los actores involucrados en Europa en la gestión de vuelos, tanto civiles como militares. Estos servicios facilitan una gestión del tráfico más fluida y coordinada, generando importantes ahorros de costes.
En concreto, la compañía trabajará para que los proveedores de servicios de navegación europeos compartan herramientas como el sistema que permite actuar en situaciones de congestión del tráfico para redistribuirlo y balancearlo; el sistema de predicción de trayectorias que utilizarán los centros de control aéreo de todo el continente; o el servicio de mapas aeronáuticos digitales, entre otros.
Respecto al resto de proyectos, la compañía trabajará para mejorar la eficiencia de los aeropuertos; disponer de torres de control remotas más avanzadas; contar con mejores sistemas de comunicaciones voz y de comunicaciones satélite; elevar la precisión de los sistemas de vigilancia aérea y los sistemas de guiado de aeronaves en la superficie y pistas de los aeropuertos; y mejorar la compatibilidad entre diferentes tecnologías.
Por otro lado, Indra participará en siete demostraciones tecnológicas a gran escala, que abarcan varios países y que llevan la validación de tecnologías a un entorno real. Entre estas demostraciones destaca el proyecto de Gestión de Redes Colaborativas, dirigido a mejorar la gestión del tráfico y los aeropuertos en situaciones de máxima complejidad y carga de tráfico.