Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imtech solicita el concurso para avanzar en su reestructuración financiera

La compañía tecnológica de soluciones para los campos de la edificación y la industria Imtech ha solicitado el concurso con el objetivo de avanzar en su proceso de reestructuración financiera y garantizar la viabilidad del negocio, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía.
Imtech señala que, por el área de mercado en la que opera, se han venido produciendo una serie de circunstancias que han llevado a la compañía a la "difícil" decisión de solicitar el concurso, que ha sido admitido a trámite en los Juzgados de lo Mercantil de Madrid, según el auto decretado.
La compañía remarca que con esta decisión continúa trabajando para avanzar en su reestructuración financiera bajo la tutela de la administración concursal, protegiendo así "su propia estructura, la de los acreedores y por supuesto, la continuidad de la actividad".
"La vía del concurso ha sido la única posible para la compañía, una vez agotadas otras alternativas, como consecuencia de la situación por la que atraviesa el sector, uno de los más afectados por la crisis. Esta ralentización queda reflejada en el comportamiento del área industrial, cuyo peso en el PIB ha caído hasta el 17%", explica.
En este contexto, Imtech informa de que está trabajando en la búsqueda de un inversor que garantice la viabilidad del negocio que viene persiguiendo "desde hace meses" y asegura que, de momento, se han identificado "potenciales interesados en la operación".
La empresa tecnológica remarca que esta situación es una "fase necesaria" para su reordenación y hacer posible el cumplimiento de los compromisos adquiridos, entre otros aspectos.
PLAN DE DESINVERSIONES
De hecho, incide en que en los últimos meses una de las actuaciones llevadas a cabo por la dirección ha consistido en seguir la hoja de ruta que había trazado, centrada en un plan de desinversiones para adaptar la estructura y organización al mercado, ganar eficiencia y salvaguardar el empleo.
"La dirección de Imtech reafirma su compromiso con dar viabilidad a la compañía con el fin de ordenar adecuadamente la sociedad y atender el pago de los acreedores en los términos del convenio. La voluntad de la compañía es actuar con responsabilidad y encontrar la mejor solución para la empresa y los empleados", afirma.
Imtech, que fue adquirida por el fondo suizo Springwater a finales de 2015, cuenta con cerca de 1.800 empleados y está constituida por dos divisiones que ofrecen soluciones tecnológicas mediante la prestación de servicios de instalaciones y mantenimiento en proyectos de alto valor tecnológico.