Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 cierra con una caída del 3,45%, lastrado por Grecia

El Ibex 35 ha cerrado la sesión de este lunes con una caída del 3,45%, lo que ha llevado al selectivo a perder la cota psicológica de los 10.000 enteros (9.993,3) lastrado por Grecia. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 108,6 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,611%.

Los rumores sobre una posible salida de Grecia del euro preocupaban a las principales plazas europeas, que sufrían importantes caídas: París se ha dejado un 3,14%, Francfort un 2,73% y Londres un 1,9%. En el mercado de divisas, el euro se mantenía en mínimos y se intercambiaba a 1,1929 dólares.
Repsol se ha convertido en el 'farolillo rojo' de la sesión, con un recorte del 5,84%, seguido de Caixabank (-5,2%) y Bankinter (-4,7%). Santander, con un retroceso del 4,5%, y Popular (-4,8%) han completado los primeros cinco puestos del ranking de caídas. Tan solo IAG, con una subida del 1,44%, ha conseguido aguantar el tipo.
Los 'blue chips' se han teñido de rojo y han registrado pérdidas que han oscilado entre el 5,8% de Repsol y el 1,8% de Iberdrola. Santander ha cedido un 4,5%, BBVA un 4,3%, Inditex un 3,38%, Telefónica un 3,36% y Endesa un 3,1%.
Mal comienzo de año
El analista de XTB Javier Urones ha explicado a Europa Press que el Ibex 35 ha dilapidado casi 350 puntos en la sesión de hoy ante la incertidumbre del futuro griego, regresando al soporte de los 10.000 enteros.
Urones ha precisado que es "normal" contar a comienzos de año con jornadas cargadas de volatilidad "al no existir la liquidez suficiente como para aguantar entradas y salidas fuertes de dinero", algo a lo que contribuye la reestructuración de carteras por parte de los fondos de inversión.
"En este caso las dudas acerca de los resultados en los comicios helenos a fin de mes y sobre todo de las medidas que el grupo Syriza podría implantar a medio plazo, si efectivamente salen elegidos, suponen a día de hoy un freno importante a la entrada de este dinero en bolsa europea", ha apuntado.
El experto espera que a medida que se van sucediendo las jornadas el volumen negociado en Bolsa vuelva a normalizarse y con ello "regrese la calma a unos parqués que afrontan un inicio de año complicado con la reunión del BCE y los comicios helenos, ambos a finales de este mes, como principales puntos de interés para el mercado".