Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex 35 sigue en busca de los 11.000 puntos y avanza un 0,8% a media sesión

El Ibex 35 avanzaba un 0,8% a media sesión y se mantenía en busca de los 11.000 puntos, al situarse en los 10.923,4 enteros en torno a las 12.25 horas, con CaixaBank liderando las subidas.
La entidad catalana, al igual que el resto de la banca, ha acogido con optimismo la decisión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense de mantener los tipos de interés en un rango objetivo de entre el 0,75% y el 1%.
Concretamente, CaixaBank lideraba los avances con una subida del 2,06% que le permitía alcanzar los 4,31 euros por acción, seguida de cerca por Bankia, que subía un 1,73%, hasta un precio de 1,11 euros. Por detrás se situaban BBVA (+1,51%), Sabadell (+0,94%), Santander (+0,9%), Bankinter (+0,8%) y Popular (+0,3%).
Entre las mayores revalorizaciones de la mañana también se encontraban Red Eléctrica (+1,65%), Viscofan (+1,4%), Mapfre (+1,26%), Endesa (+1,18%) y Grifols (+1,06%).
En el lado de las pérdidas solamente se situaban a mediodía cuatro valores, liderados por Repsol, que experimentaba un retroceso del 0,51%, hasta los 14,48 euros por acción. La energética ha presentado este jueves sus resultados trimestrales, que reflejan un beneficio neto de 689 millones de euros, un 59% más que en el mismo periodo de 2016.
Los otros tres valores que caían a media mañana eran Acerinox, con un descenso del 0,47%; Cellnex, con uno del 0,45%, y ArcelorMittal, con uno del 0,1%.
El selectivo español se situaba así en línea con las principales plazas europeas, que subían un 0,82% en el caso de París y del 0,75% en el de Fráncfort. El parqué londinese avanzaba un 0,33% a media sesión.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo española se situaba en los 119,6 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,598%. En el mercado de divisas, el euro se intercambiaba por 1,09336 dólares.