Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex se desinfla al cierre y termina plano, por encima de los 10.200 puntos

El Ibex 35 ha cerrado prácticamente plano (-0,02%) la sesión de este martes, lo que no ha impedido al selectivo mantenerse por encima de los 10.200 puntos (10.211,9) después de haber llegado a superar los 10.300 enteros.
En el mercado de deuda, la prima de riesgo se ha colocado en 135,3 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,804%. Mientras, en el mercado de divisas, el euro se intercambiaba a 1,0813 dólares.
Bancos y constructoras han animado al Ibex a lo largo de toda la sesión y le han ayudado a colocarse por encima de los 10.300 puntos, pero tras la apertura de Wall Street, que caía lastrada por la banca, el índice español se ha teñido de rojo.
ArcelorMittal se ha convertido en el peor valor de la jornada con un recorte del 2,9%, seguido de Grifols (-2,7%) y Acerinox (-1,94%). Cellnex, con un retroceso del 1,49%, y Merlin (-1,3%), tampoco conseguían mantener el tipo.
En el otro brazo de la balanza, Abertis ha liderado los repuntes con un avance del 3,07%, hasta los 14,9 euros, tras lograr una sentencia favorable del Tribunal Superior de Justicia de Madrid frente al contencioso que mantiene desde 2015 con el Ministerio de Fomento sobre la AP-7.
También han mantenido el tono optimista Enagás, con una subida del 1,18%, Iberdrola (+0,54%), BBVA (+0,52%) y Bankinter (+0,408%).
Salvo Telefónica (-1,05%) e Inditex (-0,09%), el resto de los grandes valores ha cerrado con ganancias que han oscilado entre el 0,54% de Iberdrola y el 0,1% de Repsol. Santander ha subido un 0,37% y Endesa un 0,17%.
De este modo, el selectivo español ha compartido la tendencia negativa de las principales plazas europeas, aunque sus pérdidas han sido moderadas en comparación con los recortes de Francfort (-0,8%), Londres (-0,7%) y París (-0,3%).