Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Ibex pierde un 0,51% por el castigo a la gran banca

Banco Popular pierde un -4,68 % y Bankia un -2,34 %

La prima de riesgo española sube hasta los 438 puntos básicos

La rentabilidad del bono español a 10 años escalaba al 5,82%

El euro se cambiaba al cierre de sesión en 1,2906 'billetes verdes'

 
Salvo Iberdrola (+1,39%), los 'blue chips' del Ibex se adentraron en pérdidas, lo que hizo retroceder al selectivo a los 7.826 puntos. En concreto, Inditex perdió un 1,41% y situó el precio de sus títulos por debajo de los 97 euros. Repsol cedió un 0,9% y Telefónica, un 0,43%.
Abengoa, ante su ampliación de capital que ofrece cuatro derechos nuevos por la posesión de uno antiguo y con la vista puesta a saltar a la Bolsa de Nueva York, sumó un 26% y despuntó entre las subidas. De lejos, IAG (+1,90%) y Mediaset (+1,61%) siguieron a Abengoa al frente de las ganancias.
Sin tendencia clara en Europa
El Ibex se anotó así la mayor pérdida entre las principales plazas de Europa, en donde no se instauró una tendencia clara. Mientras Londres, Francfort y Milán apostaron por leves subidas, París se adentró unas décimas en terreno negativo.
En el mercado de deuda pública, la no inminencia de la solicitud del rescate por parte de España presionaba la prima de riesgo española, instalada en los 438 puntos básicos. La rentabilidad del bono español a 10 años escalaba al 5,82%, un día antes de la reunión del BCE, en la que los expertos descartan que se rebajen los tipos de interés desde el 0,75% actual.
Por su parte, el euro frenaba su ascenso frente al dólar y fijaba el intercambio al cierre de sesión en 1,2906 'billetes verdes'.
El analista de XTB Daniel Álvarez subrayó que la sesión de este miércoles estuvo marcada por una "notable incertidumbre" ante el retraso del rescate, lo que imposibilita a su vez que el Ibex tome la cota de los 8.000 puntos.
"Los mercados siguen pendientes del ojo del huracán: la petición de rescate de España que cierre el penúltimo capítulo de este libro sin final que llamamos crisis de la deuda periférica", explicó.