Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los pilotos de Iberia rechazan unirse al acuerdo de mediación

La mayor huelga de la historia de la aerolínea española IberiaGtres

Los pilotos de Iberia han rechazado unirse al acuerdo de mediación planteado por el catedrático Gregorio Tudela, firmado por el 93 por ciento de los sindicatos representantes de la plantilla y la dirección de la compañía el pasado 13 de marzo.

De esta manera, tras finalizar el plazo de votación, los pilotos se han mostrado en desacuerdo con las últimas condiciones pactadas para el expediente de regulación de empleo (ERE), que implican la salida de 3.141 trabajadores.
En total, ha habido 1.071 votos, de los cuales el 92,9% (996 votos) han sido contrarios a la propuesta. En un comunicado, los trabajadores explican que el rechazo se produce debido a que la compañía no ha cumplido "ninguno de los compromisos" recogidos en el acuerdo de mediación.
"El ERE que se propone a los pilotos no recoge ninguna de las medidas paliativas que tienen el resto de colectivos, principalmente las bajas incentivadas, la recolocación diferida, y un programa de formación efectiva para la recolocación. A los pilotos se les ha negado estas medidas paliativas que sí se han establecido para el resto de la plantilla", han denunciado los pilotos en un comunicado.
No obstante, estos trabajadores sí se han mostrado dispuestos a "asumir los sacrificios salariales" que propone la mediación y que se añade a los que impone un laudo obligatorio --que superan el 45% entre recortes directos y congelaciones salariales--, "siempre que sea en el marco de un compromiso de desarrollo" de Iberia.
El grueso del ajuste recaerá en el personal de tierra (2.256 empleados), al que le seguirán los tripulantes de cabina (TCP), con 627 despidos, y los pilotos, con 258. El ajuste salarial contemplado supone un recorte del 14% para pilotos, del 14% para los TCP y del 7% para el personal de tierra.
Los pilotos reclaman que se apliquen "las mismas condiciones" para todos los empleados a la vez que se mantengan las características en cada categoría.
Así, han destacado que las indemnizaciones son inferiores al resto de los empleados de la empresa, de 15,7 días por año trabajado frente a los 35 días por año, explicaron las mismas fuentes. Además, el ERE para los pilotos será obligatorio para los trabajadores mayores de 60 años.
El sindicato Sepla ha recordado que existe un laudo de obligado cumplimiento en vigor, recurrido por la compañía y pendiente de la decisión del Tribunal Supremo (TS), que fijó un escalafón único para los pilotos de Iberia y de su filial Express, con lo que ante una salida de personal los primeros afectados corresponderían a la 'low cost'.
Según fuentes conocedoras de la negociación, al rechazar los pilotos sumarse al acuerdo que supone la prórroga del ERE, las salidas de 258 pilotos contempladas en la propuesta de Tudela se llevarían a cabo siguiendo la nueva reforma laboral.