Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

IU plantea que los paraísos fiscales sean considerados crímenes contra la Humanidad

Izquierda Unida ha planteado, dentro de una batería de preguntas dirigidas al Ejecutivo en funciones recogidas por Europa Press, que los paraísos fiscales sean considerados crímenes contra la Humanidad y por ello piden, entre otras cuestiones, la prohibición a los bancos de operar en estos países y que deportistas que tengan dinero en paraísos fiscales no representen a España en competiciones internacionales.
La formación política, integrada en el grupo parlamentario de Unidos Podemos-En Comú-En Marea ha planteado varias cuestiones para acabar con los paraísos fiscales, entre las cuales destacan la retirada de la licencia a los bancos con filiales o sucursales en estos países o el no reconocimiento de la personalidad jurídica a sociedades constituidas allí.
También han abogado por la elaboración de una "lista negra" de empresas y particulares radicadas o con depósitos en estos países, gravar más las operaciones de fondos que operen allí y endurecer las penas de fraude fiscal cuando este se cometa a través de los paraísos fiscales.
120.000 MILLONES DE RECAUDACIÓN FISCAL PERDIDA
En su exposición de motivos, la formación critica que la práctica totalidad de empresas del Ibex-35 --el 94%, señalan-- tienen presencia en países con fiscalidad ventajosa y que 33 de ellas hacen negocios y tienen filiales en ellos.
En concreto, la formación señala al Banco Santander de tener 34 sociedades domiciliadas en paraísos fiscales, BBVA (con 23 sociedades), Banco de Sabadell (con 13), Banco Popular (6), Banesto (2), La Caixa (2), y la antigua Caja Madrid (3).
La fuga de capitales hacia los paraísos fiscales desde la UE en 2011 alcanzó los 864.000 millones euros, el 20% del PIB de la UE y el 70% de todos los presupuestos de salud de la UE, denuncia la formación.
Según las estimaciones de Oxfam recogidas en la iniciativa, la pérdida de ingresos fiscales que suponen la existencia de los paraísos ronda los 80.000 millones de euros para los estados europeos y 120.000 millones de euros en todo el mundo.