Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hacienda negocia con los sindicatos un plan para reducir el número de interinos en Educación y Sanidad

El Ministerio de Hacienda y Función Pública está negociando con los sindicatos y las comunidades autónomas un plan, a incluir en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017, con el que pretender reducir la temporalidad en el sector público haciendo fijos a los empleados públicos interinos de Educación y Sanidad, según informaron a Europa Press en fuentes ministeriales.
En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el portavoz del Gobierno ha anunciado que el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, "está examinando" junto a las organizaciones sindicales y las comunidades autónomas "las necesidades de plantilla" docente y sanitaria.
"Existe la voluntad del ministro de Hacienda de reducir los interinos. Estamos seguros de que esto acompañará a los Presupuestos Generales del Estado cuando se presenten", ha subrayado Méndez de Vigo, que ha vuelto mandar un mensaje de "tranquilidad" a los opositores.
Fuentes del Ministerio de Hacienda han indicado que las negociaciones con los sindicatos se extenderán al sector educativo y al sanitario con el objetivo de reducir la temporalidad haciendo fijos a los interinos a través del mismo plan.
ALTA TASA DE INTERINIDAD
Igualmente, la semana pasada el sector de Educación de la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) denunció que con la ausencia de oposiciones docentes este año se dejarán sin cubrir 50.000 plazas, por lo que pidió al Gobierno que apruebe un decreto ley para que, en el caso de que no haya Presupuestos en 2017, dé seguridad jurídica a las comunidades autónomas, que son las que convocan las plazas.
En cuanto al ámbito sanitario, fuentes de UGT indicaron a Europa Press que la temporalidad en el sector roza casi el 40%, alcanzando en algunas comunidades el 60%, como en el caso de Canarias, por lo que reclamaron la eliminación de la tasa de reposición.
En el marco de la Mesa de Negociación se constituyeron a finales del año pasado dos grupos de trabajo, uno con los sindicatos y otro con las comunidades autónomas. Así, tras producirse una primera reunión intermedia del grupo de trabajo se entregaron unos documentos a las organizaciones sindicales por parte del grupo de trabajo de las comunidades autónomas que contenía propuestas para reducir la temporalidad.
De esta forma, los sindicatos están trabajando para presentar próximamente sus alegaciones a dichas propuestas, que volverán al ámbito de la negociación y podrán consensuarse para alcanzar o no un acuerdo definitivo.
Por su parte, el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel caballero, mantuvo la semana pasada una reunión con Collado, a la que pidió que en 2017 la tasa de reposición de los empleados públicos locales se fije en el 100%, como mecanismo para recuperar los puestos de trabajo perdidos por las limitaciones planteadas desde 2012 por la normativa de equilibrio presupuestario y sostenibilidad financiera.
Según la FEMP, la norma ha afectado especialmente al a Administración local, que desde 2012 hasta 2016 ha perdido casi 100.000 empleos, que representan una reducción del 15% de disminución de sus recursos humanos. En la Administración General de Estado (AGE) y en las comunidades autónomas los porcentajes de reducción han sido del 11,5% y del 3,7%, respectivamente, según sus cálculos.