Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Guindos dice que el rescate a dos bancos italianos es un caso "absolutamente diferente" al del Banco Popular

El ministro considera que lo que hace Italia es "lo que hizo España en 2012, inyectar dinero público"
El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha sostenido que el rescate de los bancos italianos Popolare di Vicenza y Veneto Banca es un caso "absolutamente diferente" al vivido por el Banco Popular y ha valorado que el sistema financiero español está en la actualidad "saneado".
De Guindos ha asistido este lunes a Getxo (Vizcaya), donde ha mantenido una reunión con representantes del Círculo de Empresarios Vascos. En la cita ha estado acompañado del delegado del Gobierno en el País Vasco, Javier de Andrés, y del presidente del PP de Euskadi, Alfonso Alonso.
En declaraciones a los medios de comunicación, el ministro ha sido cuestionado por las medidas adoptadas por el Gobierno italiano para liquidar los bancos Popolare di Vicenza y Veneto Banca, en virtud de la ley nacional de insolvencia del país transalpino.
Tras advertir de que el tamaño de ambas entidades era aproximadamente "la mitad del Banco Popular", el ministro ha defendido que lo que hace Italia es "lo que hizo España en 2012: inyectar dinero público, reestructurarnos y, de alguna forma, sanear el sistema financiero".
"Italia lo está haciendo ahora y la reestructuración es imposible sin ayudas públicas", ha afirmado, para añadir que se trata de un caso "absolutamente diferente" al vivido por el Banco Popular donde "no ha habido ningún tipo de ayuda pública".
"Eso ocurre ya que el resto del sistema financiero español está saneado y las perspectivas de crecimiento en España son buenas. En el caso de Italia no hay crecimiento económico y en eso ha tenido que ver el retraso en cuanto a la reestructuración y saneamiento de su sistema bancario", ha valorado.
Por todo ello, ha manifestado que la medida aplicada por el Estado italiano es "positiva", ya que, de no llevarlo a cabo, el crecimiento económico del país transalpino "no se produciría".