Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Grecia envía a Bruselas su contraoferta para tratar de desbloquear el rescate

Alexis Tsipras y Jean-Claude JunckerReuters

Grecia ha enviado a sus acreedores nuevas propuestas con el objetivo de tratar de desbloquear la renegociación del rescate que se refieren a los objetivos presupuestarios y el alivio de la deuda. La Comisión Europea ha dicho que las estudiará "con diligencia y cuidado".

"Hemos recibido nuevas propuestas y las estamos analizando con diligencia y cuidado", ha dicho el portavoz del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, que ha eludido desvelar su contenido y realizar cualquier valoración sobre esta contraoferta.
La presentación de nuevas propuestas en materia de reformas por parte de Grecia era la condición que había exigido el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, para reunirse de nuevo con el primer ministro heleno, Alexis Tsipras, con el fin de tratar de cerrar un compromiso. Pero el portavoz ha eludido poner fecha a este nuevo encuentro.
"Si las condiciones están ahí, siempre hay una posibilidad de que los líderes se reúnan", se ha limitado a señalar. Y ha recordado que este miércoles los líderes estarán en Bruselas con motivo de la cumbre entre la UE y América Latina. "Lo importante hoy es tener tiempo de estudiar (las propuestas) en profundidad antes de dar más pasos".
La canciller alemana, Angela Merkel, ya ha confirmado que tiene previsto reunirse este miércoles con Tsipras, un encuentro al que podría asistir también el presidente francés, François Hollande.
El comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, recibió este lunes a una delegación griega encabezada por el número dos del ministerio de Exteriores, Euclid Tsakalokos, responsable de dirigir las negociaciones, con el fin de tratar de desencallar el diálogo.
La contraoferta de Atenas no incluye ninguna propuesta en materia de pensiones, uno de los principales puntos de desacuerdo entre Grecia y sus acreedores, según ha informado la prensa helena. Sólo aborda la cuestión de los objetivos presupuestarios y medidas para aliviar la deuda helena. Los acreedores rechazan hablar de la deuda al menos hasta que haya un acuerdo sobre el plan de reformas que permita desbloquear el último tramo de 7.200 millones de euros del rescate.