Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gortázar (Caixabank) avisa de que la recuperación llega "a medias" a la banca y no da por cerrado el ajuste

No apuesta por comprar fintech y aplaza las fusiones transfronterizas hasta 2018
El consejero delegado de Caixabank, Gonzalo Gortázar, ha advertido de que la recuperación económica sólo ha llegado "a medias" al sector financiero, presionado por un entorno de baja rentabilidad e ingresos, por lo que no ha dado por cerrado el ajuste de plantillas y oficinas en busca de revisar la base de costes de forma "continua".
En un desayuno informativo organizado por Esade, Gortázar ha valorado el "importante esfuerzo" de la banca española para consolidarse, al pasar de 53 a 14 entidades. Además, ha recordado que la banca española ha reducido un 33% sus sucursales y un 27% el número de empleados, frente al ajuste del 21% y el 12%, respectivamente, realizado en la Unión Europea.
"Los ingresos no se recuperan; todavía afecta el desapalancamiento y los bajos tipos", ha avisado, para después señalar que la recuperación económica sólo beneficia a los bancos por las menores dotaciones y la caída de la morosidad. "Pero la pérdida de rentabilidad es un problema importante y se tiene que recuperar", ha enfatizado.
El consejero delegado de Caixabank ha vinculado la evolución de la rentabilidad a los ajustes en plantilla en busca de revisar la base de costes. "La recuperación ha llegado sólo parcialmente. Llega sólo a medias", ha explicado.
Ante la caída de la rentabilidad, ha reconocido que las fusiones son siempre una "opción" para ganar eficiencia, aunque ha matizado que estas se deben producir "sin agobios y con calma" en el medio o largo plazo. Al respecto, ha priorizado la consolidación doméstica a las operaciones transfronterizas, al advertir de su "complejidad" por operar ante varios reguladores. "Parece que no es el momento para añadir más complejidad", ha subrayado.
Por ello, ha aplazado las fusiones entre entidades de distintos países al menos hasta los próximos dos o tres años. "Operar bancos en otros países genera una complejidad elevadísima", ha insistido ante la existencia de pruebas de resistencia y la distintas normativas.
PAUSA REGULATORIA
Además, ha reclamado una "pausa regulatoria" tras ocho años de cambios normativos, con el fin de dar cetidumbre al sector. "A día de hoy una entidad no sabe cuánto capital va a necesitar para cualquier préstamo. Hay que cerrar ese debate", ha indicado.
Como medida para garantizar la sostenibilidad del sector en el largo plazo, ha abogado por recuperar la reputación del sector. En este sentido, ha considerado que "épocas pasadas", como las polémicas por la comercialización de participaciones preferentes, "ya han pasado".
Ante la irrupción de las denominadas fintech, el consejero delegado de Caixabank se ha decantado por desarrollar la tecnología dentro de la entidad en lugar de acometer compras de estas start-ups. "Comprar no es la receta adecuada, pero no quiero decir que se ignore lo que hacen las fintech", ha defendido.
Por último Gortázar ha advertido de que sin incertidumbre política el crédito y la actividad económica habrían crecido más. "Y tendrá más impacto a medida que la situación se prolonge", ha advertido. Al respecto, ha atisbado un periodo "más largo" de desapalancamiento, lo que impactará en la demanda de crédito.