Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

González-Páramo aboga por reforzar Europa y lograr "una sola voz" ante los problemas propios y externos

El consejero ejecutivo del BBVA, José Manuel González-Páramo, ha apostado este viernes por reforzar Europa y conseguir que haga frente "con una sola voz" a la "encrucijada" en la que se encuentra, donde "sufre problemas externos, pero también propios relativos a su construcción", tras considerar el Brexit como un "síntoma de problemas más profundos", analizar la crisis de los refugiados y reflexionar sobre los movimientos anti-instituciones.
Así lo ha señalado durante su intervención en la VI Asamblea General de la Agrupación de Miembros del Instituto Internacional San Telmo, celebrada en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Sevilla (Fibes). González-Páramo ha abierto las ponencias, tras las palabras del Rey Felipe VI, quien ha inaugurado el evento.
El consejero ejecutivo del BBVA ha advertido de que Europa tiene que decidir "si habla con una sola voz o si aceptamos que el mundo se mueve sin nosotros". En este punto, a su juicio, se debe conservar el proyecto europeo y debe hacer frente a los problemas con "una sola voz", para lo que ha instado a ganar la confianza pública y a reducir la brecha de legitimidad, al tiempo que se aumenta la participación ciudadana.
"Los ciudadanos europeos esperan soluciones y confían en Europa para afrontar los desafíos. Hace casi 60 años de la firma del Tratado de Roma, la solución es más integración y no menos", ha subrayado. En este sentido, ha abogado por reforzar las instituciones europeas y completar la unión fiscal. "Necesitamos terminar la unión bancaria, lo que facilitará el acceso a la financiación de proyectos rentables y reducirá la probabilidad de una nueva crisis financiera".
Aunque ha señalado la posibilidad de que Europa "avance a dos velocidades", ya que "el apego no es el mismo en todos los países", ha afirmado que "la clave está en que la pelota empiece a rodar cuanto antes" y se trabaje en una política fiscal más activa, un mayor gasto público en inversión y en un mercado único digital. "No basta con crecer, la salida de la crisis debe alcanzar a la mayoría de la población", ha señalado González-Páramo, quien ha advertido de que de no ser así se producirá un crecimiento de los populismos.
En concreto, ante la situación de Reino Unido y su salida de la Unión Europea, González-Páramo ha indicado que el resultado del referendum es "consecuencia" de las dificultades que existen en torno a la concepción de Europa y "un malestar latente" que se ha unido con una falta de confianza plena en torno a la idea de Europa.
"Se ha producido una amalgama compleja de sentimientos y Reino Unido prefiere un empeoramiento de sus condiciones económicas futuras con tal de no obedecer las reglas comunes de la Unión Europea", ha subrayado, al tiempo que ha considerado el 'Brexit' como "una llamada de atención" ante la existencia de "una parte de la población en la Unión Europea que se siente perdedora, reacia a los cambios, y también por una falta de liderazgo en los políticos", a los que ha criticado que achaquen "siempre lo malo a Europa" frente "a lo bueno que lo ofrecen ellos".
"Esto se soluciona con transparencia y con comunicación de lo que es Europa. Europa no es solo burocracia, sino que es una fuente de paz durante 70 años, una fuente de valores, de prosperidad. Gracias a Europa hemos prosperado mucho, especialmente España", ha subrayado.
ESPAÑA
En cuanto a la situación de España, ha señalado el crecimiento económico "importante" registrado, con reformas "muy importantes" que han favorecido un mercado laboral de "más dinamismo". Asimismo, ha apuntado que queda "mucho por hacer" y ha llamado la atención sobre "la suerte o vientos de cola" que el país ha disfrutado -tipo de cambios bajo, petróleo barato, problemas geopolíticos que han desviado turismo a España--, pero que acabarán y, por tanto, "cada vez dependemos más de nuestro propio esfuerzo".
Así, ha advertido de la tasa tan alta de desempleo existente en el país y ha llegado a calificarla de "no decente", al tiempo que ha alertado sobre "la losa" que supone el alto endeudamiento privado y público. Frente a esto, ha llamado a culminar el proceso de reestructuración financiera, modernizar la negociación colectiva, fomentar la participación de la mujer y conseguir unas políticas de inmigración más activas. De igual manera, ha reclamado medida que incrementen la productividad, lo que depende del capital humano, de la educación, de la regulación y del tamaño de las empresas.
En cuanto a la relación de España con Europa, González-Páramo ha insistido en que "España está en el ADN de Europa", pero ha lamentado que "no está a los mandos" del proyecto europeo. De ahí, que haya reivindicado el derecho a España de "compartir el pilotaje" de la Unión Europea.
ESCENARIO GLOBAL
El consejero ejecutivo del BBVA ha apuntado la complejidad del escenario global actual, con un crecimiento económico muy lento, una evolución demográfica donde cada vez se vive más y una cuarta revolución industrial basada en las nuevas tecnologías. Según ha señalado, los economistas empiezan a hablar de estancamiento económico a largo plazo porque "la salida de la crisis está durando mucho y los beneficiados no son muchos".
Asimismo, en cuanto a una mayor longevidad, ha señalado que, aunque hay más años de vida en condiciones de disfrutar, también aumenta la tasa de dependencia. "Hoy, en Europa, hay un jubilado por tres trabajadores. Para 2050 habrá un jubilado cada dos trabajadores", ha alertado, junto a los crecientes gastos en pensiones y en sanidad para la tercera edad.
Esto habría que contrarrestarlo con "más productividad", pero esta "se ha ido desacelerando por una menor inversión público y privada y por el propio envejecimiento de la población. No obstante, ha apuntado que, "en las puertas de una revolución industrial", también se pueden encontrar oportunidades para revertir algunos de estos factores.
REVOLUCIÓN INDUSTRIAL
González-Páramo ha detallado tres claves unidas a la revolución industrial. Por un lado, la interconexión social, entre personas y también con las máquinas. "Es la era de las redes sociales, de la nube, del Big Data", ha señalado. Por otra parte, ha llamado la atención sobre la economía colaborativa y sobre la automatización, cada vez, de más actividades.
"Los más jóvenes tienen una manera diferente de relacionarse con el mundo y esto hay que entenderlo", ha señalado el consejero ejecutivo del BBVA, al tiempo que ha animado a las empresas a adaptarse al nuevo escenario para ser más competitivas y sobrevivir.
ELECCIONES EEUU
En el turno de preguntas, González-Páramo ha sido cuestionado sobre los posibles impactos en el comercio que puede tener la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos y ha señalado la diferencia entre el primer discurso ofrecido por Trump una vez conocidos los resultados del proceso electoral frente a los mensajes lanzados durante su campaña.
"Hay cierta esperanza de que, en asuntos tan importantes como el comercio, no haya un cierre de Estados Unidos al resto del mundo", ha apuntado.
No obstante, anteriormente, durante su intervención, el consejero ejecutivo de BBVA ha indicado que las elecciones de EEUU son "un ejemplo de que una parte de la sociedad se siente amenazada por el cambio y el progreso", lo que crea "actitudes proteccionistas en los países".