Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Goirigolzarri augura un 2017 complejo y lleno de retos para la banca, pero ve "la luz al final del túnel"

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, ha augurado un ejercicio 2017 "complejo" y lleno de retos para la banca, aunque ha señalado que las entidades están "en una excelente posición" para ver "la luz al final del túnel".
"Estamos convencidos de que si en 2017 volvemos a fortalecernos, estaremos en una muy buena posición para favorecernos de un ciclo mucho más positivo para la banca que se va a producir en el 2018 y 2019 como consecuencia del cambio de la política monetaria y de los tipos de interés", ha señalado en rueda de prensa de presentación de resultados.
En este sentido, ha indicado que Bankia contará con un punto adicional, que es la conclusión del plan de reestructuración pactado con Bruselas, que ayudará a que la entidad se libere de las limitaciones que ahora tiene impuestas.
De este modo, Bankia podrá hacer operaciones corporativas a partir del mes de junio, financiar la promoción inmobiliaria, realizar algunas operaciones en los mercados de capitales o con clientes que tienen acceso al mercado.
"Tenemos un banco que está recuperando la capacidad para ganar clientes y que está ganando unos altos niveles de satisfacción entre su clientela, que además son crecientes. También hemos trabajado la eficiencia hasta ser líderes de mercado", ha destacado.
MANTENER EL POSICIONAMIENTO
Goirigolzarri ha apuntado que a día de hoy Bankia busca continuar con su posicionamiento, al tiempo que trata de alcanzar la digitalización de sus proceso y de las soluciones para sus clientes, que serán multicanal. "Nuestro objetivo es que para el verano de 2017 tengamos soluciones virtuales para nuestros clientes tan buenas como las del mejor competidor", ha añadido.
También ha afirmado que Bankia aspira a alcanzar un ROE (rentabilidad sobre recursos propios) del 10% en el medio plazo y ha reconocido que registrar esta cifra es complicado en el corto plazo. A cierre de 2016, el ROE de Bankia se situó en el 6,7%.
El directivo ha recordado que el hecho de que Bankia tenga una fuerte posición de capital le ha permitido incrementar un 5% su dividendo, del mismo modo que ha destacado que lo "fundamental" ahora es mantener el liderazgo en eficiencia y trabajar en la línea de los ingresos.
Respecto a su política de comisiones, Goirigolzarri ha señalado que el banco está "muy satisfecho" con los datos que se han registrado hasta ahora, por lo que no tiene ninguna intención de modificar estos criterios. "No es una promoción, es una política establecida por Bankia para siempre", ha zanjado.