Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno valora la evolución del paro, pero dice que "no conviene abusar de la inercia"

La vicepresidenta y portavoz del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha valorado este viernes el "buen ritmo" de la reducción de paro y la "gran fortaleza" del mercado laboral, si bien ha advertido de que "no conviene abusar de la inercia".
Así lo ha señalado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que la vicepresidenta ha afirmado procurar ser "bastante objetiva" y tratar de no utilizar los datos del paro "según el momento", ante la falta de un Gobierno con plenas funciones.
Sáenz de Santamaría ha indicado que agosto, cuando el paro subió en 14.435 personas y la Seguridad Social perdió 144.997 afiliados, es un mes "desfavorable" para las cifras del paro y de afiliación.
En este sentido, ha recordado que la afiliación ha caído en todos los meses de agosto desde el año 2001 y que el paro ha subido siempre en ese mes, a excepción del año 2013, si bien ha destacado que en los últimos 12 meses la tendencia de reducción del paro ha sido "buena", al reducirse de manera "muy intensa", con 379.49 parados menos.
En cuanto a la afiliación, ha apuntado que la a pesar de la "pronunciada" caída registrada en agosto, en términos desestacionalizados "se mantiene estable".
"Uno tiene que ser muy objetivo, el paro se mantiene en un buen ritmo de disminución, agosto estacionalmente es un mes malo, la afiliación se mantiene estable y rito de crecimiento y creación de empleo también", ha añadido.
"PUEDE HABER PÉRDIDA DE CONFIANZA EN LA ECONOMÍA".
En cualquier caso, y en línea con las advertencias realizadas ayer por el ministro de Economía en funciones, Luis de Guindos, sobre la "desaceleración" derivada de la incertidumbre política, la vicepresidenta ha advertido de que "hay datos que ponen de manifiesto que puede haber pérdida de confianza en la economía".
Por ello, a pesar de que en términos interanuales el mercado laboral muestra una "gran fortaleza", ha insistido en la necesidad de superar la inestabilidad política, ya que "no conviene abusar de la inercia".
"Necesitamos de la estabilidad, porque de ella deriva la confianza, que es clave para seguir atrayendo inversores, crecimiento económico y que los agentes económicos tengan confianza en el futuro", ha agregado.