Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno rebaja su previsión de crecimiento del PIB al 0,8% para 2011

El Ejecutivo aún mantenía como oficial la la cifra de 1,3%

El secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, ha asegurado que el Gobierno espera un crecimiento medio del PIB en 2011 "próximo" al registrado en este trimestre, que se ha situado en el 0,8% en tasa interanual, frente al 1,3% que aún mantenía como oficial el Gobierno.
En una rueda de prensa para valorar el dato de Contabilidad Nacional, Campa ha asegurado que con los datos que se tienen "hasta ahora" y con las perspectivas que llegan del exterior se espera "un crecimiento medio similar" a lo registrado este trimestre.
Según Campa, los datos muestran que la economía crece, pero a un ritmo "muy débil" que impide que se consolide la recuperación de la actividad y, sobre todo, la recuperación del empleo, aunque el proceso de ajuste de la economía "va en la dirección adecuada".
De esta forma, el secretario de Estado ha ofrecido por primera vez una aproximación de dónde puede cerrar el PIB en 2011, ya que el Ministerio de Economía seguía manteniendo como oficial la previsión del 1,3% a pesar de que diversos miembros del Ejecutivo habían reconocido que no se cumpliría esta estimación.
La nueva cifra del Departamento dirigido por Elena Salgado se aproxima a la presentada esta misma semana por la Comisión Europea, que aventuró que España crecería un 0,7% este año y el que viene, aunque registraría un crecimiento intertrimestral negativo en la última parte de 2011.
Por otro lado, Campa ha sostenido que el Ejecutivo reducirá el déficit público al 6% en el año 2011, puesto que se trata de un objetivo "prioritario e incondicional". "La Administración Central cumplirá sin ninguna duda", ha dicho Campa, quien ha recordado que el resto de administraciones tienen que asumir sus responsabilidades.
Campa ha aprovechado para resaltar la importancia de que se siga aplicando "en la medida de lo posible" la reforma laboral para facilitar los ajustes de las condiciones laborales entre los trabajadores y los empresarios.
En cuanto al mercado de trabajo, Campa ha dicho que los datos reflejan que el número de horas de trabajo ha crecido ligeramente, aunque las empresas no han contratado nueva mano de obra, sino que han usado con "más intensidad" las horas extra y el contrato a tiempo parcial.
"Nuestra legislación aún no es correcta", ha admitido el secretario de Estado, tras asegurar que el crecimiento del empleo debe seguir siendo un "objetivo prioritario".