Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno ve "margen de negociación" con el PSOE para el techo de gasto de 2018

El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, ha afirmado que el Gobierno ve "margen de negociación" con el PSOE para el techo de gasto de las cuentas de 2018 y ha destacado que cree que no "va a haber dificultades desde el punto de vista de la aprobación" de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año.
"Hemos sido capaces de ponernos de acuerdo en cuestiones que son fundamentales para la prosperidad de los españoles, ¿por qué no nos vamos a poner de acuerdo? No diría que esta es una puerta que no se puede abrir y estoy convencido de que el Gobierno va a intentar que el PSOE, igual que estuvo en el techo de gasto de 2017 esté en el de 2018", ha explicado De Guindos.
El titular de Economía, Industria y Competitividad ha dejado claro que el Gobierno tendrá en cuenta varias variables. Así, ha indicado que todos los indicadores ya apuntan a que la economía española crecerá por encima del 2,7%, por lo que ha señalado que, dentro de la prudencia del Gobierno, los indicadores no van a ser tan restrictivos, porque "la reducción del déficit es inferior y porque España se encuentra con una situación más holgada desde el punto de vista ingresos tributarios". "Hay margen para la negociación", ha añadido.
De su lado, ministro portavoz, Íñigo Méndez de Vigo, ha señalado que la aprobación del techo de gasto de 2018 es "especialmente importante" para salir el año que viene del procedimiento de déficit excesivo que marca la Unión Europea.
Así, también ha apuntado que el techo de gasto de 2018 es el primer paso "necesario" para el cumplimiento de presentar el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2018. Además, ha recordado que la aprobación "forma parte de las obligaciones contraídas por España en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la Unión Europea".
El Gobierno adelantará un día la reunión del Consejo de Ministros de la próxima semana y, como para entonces no tendrá cumplidos todos los trámites, pospondrá al lunes 3 de julio la aprobación del techo de gasto de 2018, el prólogo de los próximos Presupuestos Generales que llegarán al Congreso el 30 de septiembre.
Según ha afirmado Méndez de Vigo, el adelanto de la reunión del Consejo de Ministros se debe a que el viernes 30 de junio hay una cumbre bilateral con Polonia cerca de Cracovia que conlleva que el presidente y varios ministros se desplacen a ese país.
Por ello, la reunión semanal del Consejo de Ministros se adelantará al jueves 29 de junio. Ahora bien, ese mismo día está prevista la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) donde el Gobierno y las comunidades autónomas deben examinar el techo de gasto. Y sabiendo ya los límites de deuda y de gasto, el Gobierno podrá empezar a preparar su proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018, que deberán presentarse en el Congreso ante del 30 de septiembre.
En esta línea, el ministro portavoz ha señalado que el techo de gasto debe atender al cumplimiento del objetivo de déficit del 2,2% sobre el PIB para 2018. El déficit se distribuye entre un 1,2% en la Seguridad Social, un 0,7% en la Administración Central, un 0,3% para las comunidades autónomas, frente al equilibrio que, "previsiblemente", alcanzarán de nuevo las corporaciones locales.
Méndez de Vigo ha resaltado que el Gobierno es capaz de llegar a acuerdos en el Congreso, "a pesar de ser un Parlamento en el que no tiene mayoría absoluta". Así, ha recordado que gracias a los acuerdos a los que el Gobierno ha llegado en el ámbito parlamentario se ha logrado dar un "impulso" al crecimiento económico y a la creación de empleo y se ha conseguido mejorar la financiación de las comunidades autónomas en 5.386 millones de euros, la mejora de la cohesión territorial y se ha convocado también la mayor oferta de empleo publico que reducirá interinidad en el 90%".
SIN MUCHO MARGEN
El ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ya ha iniciado la negociación sobre el límite de gasto no financiero (techo de gasto) para 2018, cifra necesaria para la elaboración de los próximos Presupuestos Generales del Estado, pero Hacienda no prevé ofrecer un mayor margen que el fijado en las cuentas de 2017, que están en su última fase de tramitación parlamentaria.
Para 2017, el Gobierno fijó el techo de gasto en 118.337 millones, 5.000 menos que en el año anterior, pero equivalente a lo ejecutado al final del ejercicio 2016. Montoro ha adelantado que el techo de gasto del Estado no subirá en 2018 por encima del 2,3% y que la voluntad del Gobierno es la de negociarlo con el PSOE.
LOS OBJETIVOS.
Los objetivos comprometidos con Bruselas fijan un déficit del 2,2% para 2018, distribuido entre un 1,2% en la Seguridad Social, un 0,7% en la Administración Central y un 0,3% para las comunidades autónomas, frente al equilibrio que alcanzarán de nuevo las corporaciones locales.
De esta forma, tras salir del procedimiento de déficit excesivo el próximo año, el objetivo de déficit del conjunto de las administraciones pactado para 2019 se sitúa en el 1,3%, repartido entre la Seguridad Social (1%) y la Administración Central (0,3%) y con equilibrio presupuestario en comunidades autónomas y entidades locales.
En detalle, los objetivos de deuda son del 71,3% para la Administración Central en 2018 y el 70% en 2019; del 23,6% y el 22,7% para las comunidades autónomas y del 2,8% y el 2,7% para las entidades locales, respectivamente.
Por su parte, la deuda pública, que se situará en el 98,8% en 2017, bajará al 97,7% en 2018, al 95,4% en 2019 y al 92,5% en 2020, lo que supone una caída de algo más de seis puntos en estos cuatro años.