Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno da luz verde al copago farmacéutico

También aprueba la desfinanciación de algunos fármacos

Se cambiará la Ley de Extranjería para evitar el turismo sanitario

El Consejo de Ministros ha dado luz verde al Real Decreto ley de reformas para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud (SNS) que, además de incorporar la reforma del copago farmacéutico para que los ciudadanos, también incluye la desfinanciación de medicamentos con "menor valor terapéutico" y la obligación de que los laboratorios farmacéuticos modifiquen los envases de las medicinas para ajustarlos a la duración de los tratamientos.
Así lo ha anunciado la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha advertido que "se le pide un esfuerzo a la industria farmacéutica igual que se le pide a los ciudadanos".
La norma incluye un nuevo sistema de actualización del 'Vademecum' que permitirá "sacar del sistema de financiación pública" algunos medicamentos "no en función de su precio sino de su eficacia terapéutica o porque estén obsoletos".
"Cada muy a menudo se incorporan nuevos medicamentos que dejan obsoletos a los anteriores y tienen mejor eficacia, y lo que se hace es sacar del sistema de financiación pública aquellos que tienen menor valor terapéutico", ha explicado.
Por otro lado, este paquete de medidas también obligará a los laboratorios a adecuar el número de pastillas de los envases de medicamentos a la duración de los tratamientos, una medida que ya trató de impulsar el anterior Gobierno socialista y que ahora ha retomado Mato.
El objetivo, ha explicado Mato, es que "si una persona tiene una enfermedad y el tratamiento de ésta dura siete días, que el envase tenga las unidades necesarias para los siete días de tratamiento, ni más ni menos".
Igualmente, en los tratamientos crónicos, pedirán a los fabricantes que los envases sean superiores, de modo que "si antes tenían 50 unidades ahora dispongan de 100". "No es necesario comprar de 20 en 20 cuando se puede comprar de 10 en 10", ha reconocido Mato.
La norma también incluye un plan para impulsar los medicamentos genéricos, que incorpora "nuevas medidas sobre precios de referencia y precio seleccionado que, sin duda, bajarán el precio de los medicamentos".
Contra el turismo sanitario
Ana Mato también ha anunciado do que el Gobierno va a abordar un cambio en la Ley de Extranjería evitar que familiares de residentes extranjeros legales vengan a España "exclusivamente" a recibir atención sanitaria.
En este sentido, ha explicado que se clarificarán trámites para que el empadronamiento no sea el único "requisito" para recibir asistencia sanitaria. Así, se van a establecer unos requerimientos de modo que, se va a tener en cuenta, "las personas que de verdad viven en España".
Mato ha justificado esta medida señalando "había personas de otros países que residen en España que incorporan en su tarjeta sanitaria a todas las personas de su familia que no viven en nuestro país, que venían a España exclusivamente a recibir atención sanitaria".
"Es un despropósito absoluto y queremos poner coto a esta utilización ilegal de nuestros servicios sanitarios y a los abusos que se asumen en este campo", por ello la titular de Sanidad ha explicado que el Gobierno, además de modificar la Ley, va a revisar también los convenios con algunos países, ya que "mucho no reintegran el dinero que deben por la asistencia sanitaria".

La ministra de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, que el Gobierno va a abordar un cambio en la Ley de Extranjería evitar que familiares de residentes extranjeros legales vengan a España "exclusivamente" a recibir atención sanitaria.

En este sentido, ha explicado que se clarificarán trámites para que el empadronamiento no sea el único "requisito" para recibir asistencia sanitaria. Así, se van a establecer unos requerimientos de modo que, se va a tener en cuenta, "las personas que de verdad viven en España".
Mato ha justificado esta medida señalando "había personas de otros países que residen en España que incorporan en su tarjeta sanitaria a todas las personas de su familia que no viven en nuestro país, que venían a España exclusivamente a recibir atención sanitaria".
"Es un despropósito absoluto y queremos poner coto a esta utilización ilegal de nuestros servicios sanitarios y a los abusos que se asumen en este campo", por ello la titular de Sanidad ha explicado que el Gobierno, además de modificar la Ley, va a revisar también los convenios con algunos países, ya que "mucho no reintegran el dinero que deben por la asistencia sanitaria".