Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que "cree" en la rebaja de impuestos y negociará propuestas "viables" para aprobar los PGE

Confirma un déficit del 4,6% de España en 2016, en línea con lo comprometido con Bruselas
El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha afirmado este jueves que el Ejecutivo del PP "cree en la rebaja de impuestos" y que está "abierto" a la negociación de propuestas parlamentarias "razonables y viables financieramente" para aprobar los Presupuestos, un "requisito esencial" para la estabilidad cuyo rechazo sería "incoherente y un grave error" que afectaría a la estabilidad y la imagen exterior.
Así lo ha señalado Méndez de Vigo durante la inauguración del III Foro "Perspectivas Económicas España 2017', organizado por El Confidencial y PIMCO en Madrid, En el que ha defendido que "el Gobierno del PP cree en la rebaja de impuestos", ya que "donde mejor está el dinero es en el bolsillo de los españoles, para que hagan con él lo que quieran".
Tras las declaraciones de esta semana del expresidente del Gobierno, José María Aznar, en las que advertía de que los impuestos altos son "lo contrario del círculo virtuoso", el portavoz del Ejecutivo de Mariano Rajoy se ha expresado en estos términos, recordando que a final de la pasada legislatura se aprobó una rebaja de tributos "muy sustancial".
En cualquier caso, Méndez de Vigo ha defendido que el Gobierno actuó correctamente cuando tuvo que acometer un ajuste fiscal durante la pasada legislatura para reducir el déficit, ya que lo contrario "habría sido una enorme irresponsabilidad, ignorar la realidad y los condicionantes de entonces".
PRESUPUESTOS
Asimismo, Méndez de Vigo ha subrayado que para la estabilidad presupuestaria la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) es un "requisito esencial", en "coherencia" con la mayoría parlamentaria que respaldó el techo de gasto para las administraciones y los objetivos de estabilidad presupuestaria.
En esta línea, ha aseverado que el Gobierno está "abierto" a la negociación con los grupos políticos para atender las propuestas que sean "razonables y viables financieramente", poniendo como ejemplo los acuerdos alcanzados relativos al Salario Mínimo y el bono social.
"Ni el Gobierno, ni nadie, entendería un rechazo sin argumentos de fondo ni la falta de responsabilidad política respecto a los Presupuestos", ha apostillado Méndez de Vigo, quien opina que el rechazo a las cuentas de 2017 sería "incoherente" y un "grave error" que afectaría a la estabilidad y la imagen exterior de España.
Además, ha advertido de que los Presupuestos son "más necesarios" cuando se observan los riesgos exteriores que amenazan a España, como la subida del precio del petróleo o la debilidad del comercio internacional, en un ejercicio político lleno de "retos", como el 'Brexit', las elecciones en Francia, Holanda o Alemania o la crisis migratoria y los "brotes nacionalistas y populistas".
ACENTUAR LA "DIMENSIÓN SOCIAL" DE LA RECUPERACIÓN.
El portavoz del Gobierno ha celebrado que España vaya a registrar en 2016 un saldo externo positivo por quinto año consecutivo y acumule tres años seguidos de crecimiento, siendo el país "que más crece entre los grandes países de Europa", casi a un ritmo que dobla la media de la euro zona.
Esto permitirá que entre el primer trimestre y el segundo trimestre de este año España recupere su nivel de riqueza anterior a la crisis, tras un 2016 en el que el paro registró el mayor descenso de su historia, con una creación de 1.500 empleos al día, lo que supone la creación de 1,5 millones de puestos de trabajo en los últimos tres años.
En este sentido, ha valorado el "cambio profundo y sólido" de la economía española, al pasar "de la gran recesión a la recuperación.
"Otros indicadores marcan una tendencia positiva para la economía española en 2017", ha recalcado Méndez de Vigo, quien ha destacado que España "es un país más fuerte y sólido que en 2011", por lo que ha apelado al esfuerzo "de todos" para alcanzar los objetivos nacionales y los siete pactos propuestos por Mariano Rajoy en su sesión de investidura, relativos al empleo y las pensiones, la lucha contra la violencia de género, la energía, la igualdad en el sistema autonómico, la calidad democrática y la lucha contra la corrupción, y el I+D+i.
"Por parte del Gobierno no va a faltar dedicación y esfuerzo", ha aseverado el portavoz del Gobierno, añadiendo que "en esta legislatura toca incrementar el ritmo y acentuar la dimensión social extendiendo los efectos a toda la sociedad".
CONFIRMA UN DÉFICIT DEL 4,6% EN 2016.
Igualmente, Méndez de Vigo ha confirmado que en 2016 el déficit se redujo al 4,6%, la cifra comprometida con Bruselas, por un "riguroso" control presupuestario y la mejora de ingresos, debido al incremento de la actividad económica, a lo que se suman los récords registrados en exportaciones o turismo.
El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte ha recordado la situación económica y social que se encontró el equipo de Mariano Rajoy cuando llegó al Gobierno a finales de 2011 y en los años siguientes, con una tasa de paro que llegó a alcanzar el 26,9%, la crisis de los bancos, el elevado endeudamiento, los problemas "muy serios" de pago a proveedores y otras cuestiones que situaron a España "al borde" del rescate, junto con un aumento del malestar social.
Sin embargo, ha destacado que el ajuste fiscal y las reformas estructurales implementadas por el Gobierno en los últimos años, como la reforma laboral, la energética, la Ley de Unidad de Mercado o el plan de lucha contra el fraude, han devuelto a España a la senda del crecimiento y la generación de empleo.