Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno convertirá a España en una "plaza atractiva" para reubicar empresas y sedes tras el 'Brexit'

El Consejo de Ministros ha recibido un informe del ministro de Economía, Industria y Competitividad, Luis de Guindos, para informar sobre las oportunidades para España tras el 'Brexit', con el "compromiso" del Gobierno de convertir a España en una "plaza atractiva" para la reubicación de empresas y sedes de instituciones europeas.
Así lo ha señalado el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha detallado que De Guindos ha informado sobre un informe para analizar las consecuencias económicas y las oportunidades derivadas de la salida del Reino Unido de la UE.
El Gobierno ya analizó en julio otro informe sobre algunas de las consecuencias económicas del 'Brexit' y, en particular, sobre los efectos que puede tener sobre la ubicación de entidades financieras y determinadas instituciones comunitarias que actualmente tienen su sede en ese país.
Como consecuencia de ello, se creó un grupo de trabajo que engloba a todos los ministerios y que se coordina desde Vicepresidencia. El Gobierno busca impulsar la candidatura de España para ser sede de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), que emplea a 200 personas y organiza 300 eventos al año, o de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que podría reubicarse en Barcelona.
Desde la celebración del referéndum favorable al 'Brexit', el Ejecutivo español trabaja para potenciar la capacidad de recibir a esas instituciones y sus directivos desde el punto de vista laboral, fiscal, en materia de Interior o los visados.
Además, busca fortalecer la competitividad de España para recibir a bancos internacionales situados en la 'City' londinense que necesiten una sede secundaria en el territorio de la UE, y medidas para atraer a las empresas que decidan abandonar Reino Unido tras el 'Brexit'.