Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno se gastó más de 100.000 euros en cambiar los nombres de los ministerios

Cristóbal Montorocuatro.com

El Ejecutivo de Mariano Rajoy no deja pasar un día sin pedir a los españoles nuevos sacrificios para cuadrar las cuentas públicas. Pero este jueves hemos conocido que Mariano Rajoy se gastó un total de 103.426 euros en cambiar los nombres de los ministerios y sus respectivos departamentos administrativos tras ganar las elecciones generales del 20 de noviembre de 2011. Aunque parezca mentira, quien más ha insistido en apretarnos las tuercas, Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas fue el que más fondos destinó a ese objetivo, casi 40.500 euros.

Así consta en la respuesta que el Ejecutivo ha dado al exministro de Fomento, exportavoz del Gobierno y ahora diputado del PSOE José Blanco, quien se interesaba en conocer el coste que había supuesto para las arcas públicas las modificaciones de nomenclatura de los diferentes departamentos ministeriales.
Máxime después de que el Gobierno, según comentaba Blanco en su pregunta, ha convertido el cumplimiento del objetivo de déficit "en única meta" de su política económica, llevando "hasta la irracionalidad" su política de austeridad, y está exigiendo a los ciudadanos "día sí y día también" nuevos "sacrificios" en forma de "más impuestos y menos y peores servicios públicos".
Hacienda, el que más
La llegada del PP al poder conllevó cambios en las denominaciones de hasta seis ministerios: el de Educación, Cultura y Deporte; el de Empleo y Seguridad Social; el de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente; el de Economía y Competitividad; el de Hacienda y Administraciones Públicas, y el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.
En su respuesta, a la que tuvo acceso Europa Press, el Gobierno especifica la partida que destinó a estos cambios en cada 'nuevo' ministerio, siendo el departamento que dirige Cristóbal Montoro, con 40.485 euros, el que más dinero ha desembolsado para este fin.
Detrás del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas se encuentra el de Empleo y Seguridad Social, cuya reestructuración ministerial supuso un coste de 16.332,38 euros, y el de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, que pagó 14.714,88 euros en el cambio de rotulaciones y señalizaciones de las sedes de su departamento.
Educación, el que menos
El Gobierno precisa que los costes de las acciones tomadas en relación con los sistemas informáticos y de comunicaciones de este Ministerio por el cambio de denominación resulta "difícil" de cuantificar, puesto que se trata de acciones "puntuales" que han sido abordadas con sus propios medios "sin que hayan supuesto un incremento de gasto".
De su lado, el Ministerio de Economía y Competitividad destinó 13.200 euros a sus gastos de señalización, carteles, papelería y otros tales como sellos de caucho; el de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, 7.174.40; el de Energía, Industria y Turismo, 6520.13, y el que regenta José Ignacio Wert, alrededor de los 5.000 euros.
Eso sí, desde el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte se puntualiza que pese al incremento en los gastos de señalización y cartelería respecto a los producidos en 2011, ha tenido lugar una rebaja de unos 1.000 euros en los de papelería, pese a la renovación de dicho material para adaptarlo a la nueva nomenclatura, "debido a las medidas de austeridad aplicadas a lo largo del ejercicio presupuestario" en dicha cartera ministerial.