Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno aprueba hoy medidas para "desbloquear" las obras del nudo de Bergara de la 'Y' vasca

El Gobierno aprobará hoy en Consejo de Ministros una iniciativa para "desbloquear" la construcción del nudo de Bergara de la 'Y' vasca, la línea ferroviaria de Alta Velocidad que une las tres capitales vascas, según anunció el ministro de Fomento, Iñigo de la Serna.
"El acuerdo va a permitir liberar la situación actual y acelerar la construcción de la 'Y', un proyecto compartido con el País Vasco", indicó el ministro tras reunirse en Vitoria con la consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras del Gobierno vasco, Arantza Tapia.
El nudo de Bergara es uno de los tramos de las líneas AVE en construcción cuyas obras están actualmente paralizadas al surgir distintos problemas técnicos.
El proyecto corresponde a la confluencia de los tres ramales del AVE vasco y sus obras están paralizadas a la espera de que se resuelva una petición planteada por las constructoras adjudicatarias.
Las empresas pidieron encargar una tuneladora conjunta para poder acometer los trabajos de todos los tramos, dado que el contrato contempla la excavación de cuatro túneles, lo que implicaría los correspondientes cambios en los contratos.
Según De la Serna, el Consejo de Ministros de este viernes aprobará un acuerdo para "liberar" la tramitación de las obras del nudo de Bergara, que se encontraba "bloqueada", y "acelerar" la construcción de este tramo con una solución que sea "la mejor para ambas instituciones y el conjunto de los ciudadanos".
Respecto al tramo Vitoria-Bilbao del AVE, reconoció que ha tenido dificultades técnicas en el área administrativa "como consecuencia del año en funciones" del Gobierno central, si bien asegura que se están solventando.
Así, el ministro se mostró "optimista" sobre el AVE vasco dado que, "en las áreas en las que existía ralentización en los trabajos, se va a imprimir una celeridad que va a recortar los plazos lo más posible".
No obstante, declinó dar una fecha de finalización de las obras, que con anterioridad se había fijado en el año 2019. De la Serna indicó que darán fechas "en el momento en que se hayan realizado licitaciones y proyectos que incluyan plazos determinados". "Ahora el Gobierno está a pleno rendimiento y con facultades plenas para poder llegar a acuerdos en la negociación", ha asegurado.
En cuanto a la conexión de la 'Y' vasca con el resto de la red AVE a través del enlace Vitoria-Burgos, indicó que el Ministerio está en condiciones de platear una propuesta que consigue recortar en un 16% los tiempos de viaje y es más eficiente en términos económicos, dado que supone 250 millones de euros.
SOTERRAMIENTO.
Por otra parte, el titular de Fomento también se ha comprometido a estudiar que el AVE entre en las capitales vascas de forma soterrada, la opción defendida por las instituciones vascas.
En este sentido, el ministro apostó por tratar estos proyectos no solo con el Gobierno vasco sino también con los ayuntamientos para llevar a cabo actuaciones "de forma coordinada y compartida".
"Nuestra intención es llevar a cabo de una forma razonable, coherente y con sentido común, procesos de integración que favorezcan la permeabilidad en esos espacios y sean capaces de generar nuevos lugares de convivencia para los ciudadanos", ha indicado.
ENCOMIENDAS DE GESTIÓN.
Tras la reunión, que forma parte de la ronda de contactos que De la Serna está manteniendo con las distintas comunidades autónomas, la consejera vasca destacó el "talante positivo" del ministro y su "disposición a estudiar los proyectos y propuestas", una "voluntad" que agradeció.
En cuanto a la propuesta del Gobierno vasco de llevar a cabo algunas actuaciones a través de un convenio de encomienda para "acelerar" las obras, Tapia asegura que se encuentra "en disposición de poder hacerlo", pero ha puesto como condición que esto permita efectivamente "acelerar las obras" porque el objetivo no es que el Ejecutivo vasco ejecute más obras sino que esto acorte los plazos.
"El objetivo de ambos gobiernos es que esta infraestructura esté operativa de la mejor manera y en el mínimo tiempo posible", ha concluido la consejera.