Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Gobierno dice que España está siendo el "principal impulsor" de los acuerdos comerciales con Iberoamérica

La secretaria de Estado de Comercio, Marisa Poncela, ha afirmado que España está actuando ante la Unión Europea como el "principal" impulsor de los acuerdos comerciales con Iberoamérica.
Así lo ha señalado Poncela durante la inauguración de la XXVIII reunión de presidentes de organizaciones empresariales iberoamericanas, donde también ha señalado que hay que ser conscientes de que existen sectores de especial "sensibilidad" a ambos lados del atlántico.
Por otro lado, ha destacado que Iberoamérica es "estratégica" para Europa, por lo que ha insistido en que "hay que aprovechar este momento".
Para Poncela, es importante seguir haciendo encuentros empresariales para "aunar las voces, coordinar los mensajes e ir de una sola mano, dar a conocer las oportunidades que hay y para saber cómo reconvertir sectores que pueden ser menos eficientes cuando se abran estos acuerdos de libre comercio".
Por su parte, la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan, ha dejado claro que cuando se habla de proteccionismo, no tiene que ver con la región iberoamericana, puesto que en esta zona se aboga por una "mayor integración y apertura".
Grynspan también ha apuntado que queda "una tarea pendiente" con las pymes. "Iberoamérica ha mostrado gran dinamismo, pero todavía queda mucho que hacer para lograr mucho mayor crecimiento, bienestar y crecimiento en la región", ha añadido.
Asimismo, considera que la Alianza del Pacífico y Mercosur son "muy importantes" y que ahora es "más difícil" alcanzar acuerdos desde el lado europeo que desde el iberoamericano.
En esta línea, ha dejado claro que las convergencias y conversaciones entre la Alianza del Pacífico y Mercosur pueden ser un instrumento "muy importante y muy pragmático", que es "importantísimo" para tratar enfrentarse a la cuarta revolución industrial.
El diálogo tiene que darse, según Grynspan, tanto en las empresas como en el Gobierno y la sociedad. "Iberoamérica puede dar este salto y tenemos mucho que hacer para que esto sea posible", ha añadido.
El acto también ha contado con la presencia del presidente de CEOE, Juan Rosell, y del presidente de la Organización Internacional de Empleadores (OIE), Erol Kiresepi.