Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Las mejores frases de Gerardo Díaz Ferrán

ex presidente de la CEOE y ex dueño del grupo Marsans, Gerardo Díaz FerránArchivo EFE

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, no fue nunca un hombre muy acertado. Que dos de las empresas de su propiedad estuvieran en quiebra y que el fuera el jefe de la patronal española era una paradoja que subrayaba con disparates como el que dijo el día después del cierre de su compañía aérea, cuando todavía vendía billetes por internet. "Yo no hubiera elegido Air Comet para volar a ningún sitio".

Gerardo Díaz Ferrán, detenido este lunes, vinculado con delitos de blanqueo de capital y levantamiento de bienes, puede presumir de sus frases, que coleccionan blogs y emerotecas.
El expropiertario de la compañía turística Marsans tuvo el temple y la cara para aconsejar sobre cómo salir de la crisis, porque -según su experiencia de dejar a más 4.500 empleados sin pagar y miles de acreedores con los bolsillos vacíos, el secreto estaba en "trabajar más y ganar menos".
El sabio empresario que hundió dos empresas sin explicar adónde habían ido a parar millones de euros de accionistas y resultados de años de actividad, reveló su fórmula mágica en un acto organizado por la organización de jóvenes empresarios CEAJE en 2010:
"Los trabajadores tienen que saber que para mantener su puesto de trabajo, el producto o el servicio que salga de su empresa tiene que ser competitivo. Si no se aumenta la productividad y si no se tienen los costes salariales adecuados, la empresa acaba cerrando y ese trabajador que quiere cobrar más al final no acaba cobrando más que el paro".
Sin embargo, la mejor perla, fue durante la declaración ante el tribunal que lo juzga por delito de quiebra fraudulenta y apropiación indebida, cuando dijo que él no sabía nada de la situación financiera de Marsans y acto seguido culpó del asunto a su exsocio Gonzalo Pascual, fallecido hace cinco meses.