Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Garzón rechaza el techo de gasto por ser "negativo, muy injusto y muy incoherente"

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha mostrado este lunes su "absoluto rechazo" al límite de gasto no financiero, conocido como techo del gasto, aprobado por el Gobierno del PP y que se debatirá y votará mañana en el Congreso, ya que tras el acuerdo alcanzado con Ciudadanos el resultado es "negativo, muy injusto y muy incoherente".
Garzón recordó en la rueda de prensa ofrecida en la sede federal de IU en Madrid que el techo que la derecha plantea para las cuentas públicas "está aún 60.000 millones de euros por debajo de las cifras que había en 2010", lo que supone recortes, ya que "en modo alguno se recupera lo recortado desde 2010 y es así porque ni el PP ni Ciudadanos tienen el menor interés por recuperarlo".
Para Garzón, "queda aún un largo camino por recorrer para solucionar los perjuicios brutales que se soportan desde el estallido de la crisis", máxime cuando la subida del 1,3% del techo de gasto es "muy inferior al crecimiento de la economía" del que presume el PP. "Si es cierto el crecimiento del PIB que cuenta el Gobierno, comparado con el techo del gasto, lo que estamos es ante el mantenimiento de las políticas de recortes y de austeridad que tanto daño han hecho en la última década a las clases más desfavorecidas de nuestro país", ha añadido.
El coordinador federal de IU tachó también de "mala noticia" la "tramposa reforma fiscal pactada por PP y Ciudadanos que rebaja en cerca de 2.000 millones de euros la recaudación del IRPF", ya que, aunque bien una "minoría" de contribuyentes tendrán 'más dinero en sus bolsillos', habrá menos dinero para financiar la educación pública, la sanidad pública o la dependencia.
Por ello, ha denunciado la bajada de un impuesto directo mientras se mantienen los indirectos, como el IVA, lo que "convierte aún en más regresivo y más injusto el sistema fiscal" y ha confirmado el voto en contra del Grupo parlamentario confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea mañana en el debate en el Pleno del Congreso a los objetivos de estabilidad y deuda para 2018-2020.