Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

(Amp.) José García Cantera, nuevo presidente de Banco Popular en sustitución de Emilio Saracho

Banco Santander ha designado con efecto inmediato un nuevo consejo de administración en Banco Popular que estará integrado por cinco miembros y que estará presidido por Javier García Cantera, después de que el antiguo equipo directivo de la entidad haya sido destituido.
El nuevo consejo de administración de Popular estará presidido por Cantera y contará con Javier García-Carranza y José Doncel como consejeros ligados al grupo Santander, mientras que Pedro Pablo Villasante y Gonzalo Tejuca ejercerán como consejeros independientes.
De este modo, el antiguo consejo de administración de Banco Popular, liderado por Emilio Saracho e Ignacio Sánchez-Asiaín ha sido destituido con efecto inmediato desde la firma del acuerdo de absorción por parte de Banco Santander, que se ha efectuado en la mañana de este miércoles.
El nuevo órgano de gobierno de Banco Popular, que ya pertenece a Banco Santander, ha mantenido contactos al más alto nivel en Popular durante el transcurso de la mañana, incluso en las oficinas de la entidad.
García Cantera ejerce como director financiero de Banco Santander y director general de la división financiera de la entidad presidida por Ana Botín desde enero de 2015. Fichó por Santander en 2003 después de haber trabajado durante doce años en Citi.
En 2006 fue designado consejero delegado de Banesto hasta su integración en Santander y, desde mayo de 2012 hasta enero de 2015 fue director de la división de banca mayorista de la entidad, reportando directamente al consejero delegado.
MEJOR ANALISTA FINANCIERO
Durante su etapa en Citi, fue elegido mejor analista financiero por publicaciones especializadas entre las que se incluyen 'Institutional Investor', 'Reuters', 'Extel' y 'Global Investor'.
El BCE declaró este martes la inviabilidad de Banco Popular después de que las autoridades comunitarias detectasen que la entidad podría registrar pérdidas de hasta 8.200 millones de euros en el escenario más estresado que impedirían a Popular hacer frente al pago de sus deudas o demás pasivos a su vencimiento.
Para recapitalizar y sanear el balance de Banco Popular, que cuenta con 36.800 millones de euros en activos improductivos, la mayoría de ellos ligados al sector inmobiliario, Banco Santander ampliará capital en 7.000 millones de euros en el plazo de un mes, proceso que estará asesorado por Citibank.
Además, la entidad presidida por Ana Botín efectuará provisiones por importe de 7.900 millones de euros, de los que 7.200 millones de destinarán íntegramente a elevar la cobertura sobre los activos inmobiliarios. Estas provisiones tendrán un impacto neutral sobre los ratios de capital del grupo.
ACCIONISTAS Y BONISTAS, LOS GRANDES PERDEDORES
Los accionistas y tenedores de bonos contingentes convertibles y de deuda subordinada de Banco Popular han perdido "íntegramente" su inversión en la entidad, tal y como ha certificado la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en una nota.
El supervisor de mercados ha recordado que la absorción de Popular por parte de Santander se ha acordado y ejecutado al amparo de lo previsto en la normativa europea aprobada en 2014, que implica que sean en primer lugar los accionistas y a continuación los titulares de ciertos instrumentos financieros ('bail-in') los que soporten las pérdidas de las entidades en crisis, en lugar de las fórmulas de recapitalización externa con apoyo público ('bail-out').