Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fomento critica que el Ayuntamiento de Madrid quiera "revisar y reducir" la Operación Chamartín

El ministro de Fomento en funciones, Rafael Catalá, ha criticado este miércoles que el Ayuntamiento de Madrid quiera "revisar y reducir" al límite el proyecto Distrito Castellana Norte, antigua Operación Chamartín.
En declaraciones a los medios de comunicación después de un acto en la Base Integral de Renfe en Villaverde junto con el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Rafael Van Grieken; Catalá ha insistido en las "discrepancias" que mantienen con el Consistorio.
"El Ayuntamiento de Madrid ha planteado un rediseño unilateral de una operación que nosotros creemos que aporta un gran valor a la Comunidad en términos urbanísticos, de creación de empleo, de desarrollo de la zona norte de Madrid", ha criticado el titular de Fomento en Funciones.
En este sentido, ha incidido en que llevan muchos años trabajando en el proyecto Distrito Castellana Norte y "de repente el Ayuntamiento ha revisado unilateralmente todos los planteamientos". "Nos parece que eso incumple compromisos, acuerdos y proyectos que estaban en marcha", ha manifestado.
Es por ello que, la semana pasada han presentado un recurso contencioso administrativo contra la decisión del Gobierno local. Desde el Ministerio piensan que éste "desde el punto de vista legal tiene todo el fundamento".
"La operación DCN lleva en proceso de desarrollo muchos años, ha habido debates y dificultades de carácter técnico pero lo que nunca habíamos discutido es el interés para la ciudad de Madrid de un proyecto que va a generar oportunidades tanto de vivienda, servicios, creación de empleo y desarrollo económico", ha señalado.
Catalá considera que el hecho de que el Ayuntamiento quiera "revisar y reducir" el proyecto es contrario al interés generales y a los acuerdos que se habían alcanzado.