Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fiat dejará sin efecto los convenios de sus fábricas italianas en enero

Sergio Marchione consejero delegado de FIAT en ItaliaREUTERS

Decisión unilateral de la empresa

El grupo automovilístico e industrial italiano Fiat ha enviado una carta a los sindicatos en la que anuncia su decisión unilateral de dejar sin efecto los convenios de sus fábricas italianas a partir del 1 de enero de 2012, según fuentes sindicales.
La intención de la compañía con sede en Turín es igualar las condiciones laborales de sus instalaciones industriales en Italia, extendiendo a todas ellas los últimos convenios suscritos para las plantas de Pomigliano y Mirafiori, según el diario 'La Repubblica'. Los sindicatos han rechazado de plano las intenciones de Fiat. En este sentido, el secretario general de FIOM-CGIL, Maurizio Landini, anunció que los metalúrgicos emprenderán acciones legales contra la decisión de la multinacional.
El consejero delegado de Fiat, Sergio Marchionne, ha reiterado en numerosas ocasiones la necesidad de aumentar la competitividad de las plantas italianas de la multinacional, que actualmente controla el 53,5% del grupo estadounidense Chrysler.
La suspensión de los convenios en las plantas italianas entrará en vigor el 1 de enero de 2012, coincidiendo con la decisión de Fiat y del holding de vehículos industriales y maquinaria Fiat Industrial de abandonar la patronal italiana, Confindustria.
Fiat advirtió a la organización empresarial de que el acuerdo confederal suscrito el pasado 21 de septiembre "minaba la efectividad de los mecanismos de flexibilidad" aprobados antes en el marco de la nueva legislación.
"Fiat, que cuenta con 181 plantas en 30 países, no puede permitirse operar en Italia en una situación de incertidumbre que resulta incongruente con las condiciones existentes en cualquier país del mundo industrializado", expuso la empresa.