Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Fedetaxi pide a Carmena y Cifuentes que acudan a los procedimientos judiciales contra Uber y Cabify

La Asociación Gremial del AutoTaxi de Madrid, a través de la agrupación de Fedetaxi, ha pedido este miércoles la asistencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y de la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, al procedimiento judicial para anular la regulación de vehículos y empresas de alquiler que prestan servicio para multinacionales que "amenazan" al sector del taxi, como Uber o Cabify.
Según ha indicado Fedetaxi en un comunicado, los taxistas madrileños "no entenderían" que la administración --en este caso tanto la local como la regional-- "abandone" la vía judicial después de haber defendido la regulación por la vía administrativa, que actualmente limita el número de VTC a un vehículo por cada 30 taxis y que pretende liberalizarse a través de un litigio de la Comisión Nacional de los Mercados y Competencia (CNMC).
"Los taxistas de toda España no entenderían que las CCAA y Ayuntamientos directamente afectados por este asunto y cuya competencia y regulación de la movilidad pretende hacer saltar por los aires la CNMC, no se personen en el juicio y mantengan una posición beligerante en este tema", ha recalcado el presidente de AGATM y Fedetaxi, Miguel Ángel Leal.
Así, la agrupación ha solicitado a las dos ejecutivas que se personen ante el Tribunal Supremo junto al Ministerio de Fomento para defender la Ley actual, que actúa de "soporte legal" ante las "miles de denegaciones al otorgamiento de VTC que ha hecho la Comunidad en vía administrativa", que finalmente han sido concedidas por el TSJM "ante la mirada pasiva del Ayuntamiento".
Leal ha sentenciado que, ante la "pasividad" del Ayuntamiento y la Comunidad, esta clase de actividades suponen un "ataque directo a la autonomía municipal y las competencias autonómicas".
Los taxistas han reprochado precisamente al Gobierno municipal que, pese a las "reiteradas peticiones" de Fedetaxi, ninguno de sus representantes haya asistido a los procesos judiciales y que, "por contra", apoyen a las VTC "en varios eventos municipales, casi siempre bajo los auspicios de Luis Cueto", coordinador general de la Alcaldía de Madrid.
Las críticas también se han dirigido al Gobierno autonómico, al que recriminan aprobar la llamada judicial para defender la norma "en el límite de la legislatura" pasada. En contrapartida y a modo de comparación, Fedetaxi ha recordado que la Generalitat catalana ha sido "bastante beligerante" con Uber y Cabify aún a pesar de su "preocupación añadida", ya que cerca de 1.000 VTC catalanas podrían quedar en manos de un único titular, Ares Capital.