Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

FT dice hace un "diagnóstico positivo" de Telefónica pese a la "fiebre de las compras"

Telefónica merece un "diagnóstico positivo" y "no perecerá por el exceso de consumo", a pesar de la "fiebre de adquisiciones" en la que incurrieron la compañía española y varias empresas del sector de las telecomunicaciones en los últimos años, según indica el diario británico 'Financial Times' (FT) en una de sus 'Lex Column'.
El diario asegura que, ante el exceso de 'cash flow' y el deseo de elevar el precio de sus acciones, Telefónica "no pudo evitar gastar" desde 213 en grandes adquisiciones, entre ellas las de la alemana E-Plus o la brasileña GVT.
Mientras dedicaba cerca de 8.200 millones de euros a estas operaciones en apenas tres años, la corporación española vio cómo su negocio en Latinoamérica resultaba dañado por la recesión económica y por un perjudicial cambio de divisas.
Estos factores, señala el diario, han contribuido a que el balance actual se encuentre "inflado" y a que la deuda ronde las cuatro veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda), según las estimaciones de Moody's.
En todo caso, existen "indicios saludables", entre ellos la previsión de que el 'cash flow' mejorará en el segundo semestre del año, la recuperación de las divisas latinoamericanas y el anuncio de la colocación en los mercados de una parte de O2 y Telxius.
"Todo esto coincide con que España, donde obtiene la mitad de sus ganancias, ha logrado fortalecer su economía", asegura el diario económico británico.
Ante estos elementos favorables, la "clave" es ahora "mostrar avances, especialmente a las agencias de rating". "Pese a todo, una rebaja de rating no afecta al 'investment grade'", por lo que "la compañía no perecerá por el exceso de consumo", concluye 'FT'.