Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El FMI confirma su previsión de crecimiento del 2,3% para España en 2017 y mejora la de 2018 al 2,1%

La economía española crecerá en 2017 un 2,3%, lo que supone una sensible desaceleración respecto a la expansión del 3,2% estimada para 2016 por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que mantiene así sus pronósticos más recientes sobre España, mientras ha revisado dos décimas al alza su previsión de crecimiento para 2018, hasta el 2,1%, frente al 1,9% calculado en octubre.
La institución corrobora así las previsiones de los técnicos del FMI que visitaron España durante el pasado mes de diciembre con el fin de elaborar el informe anual sobre la economía española, estancia tras la que estimaron una expansión del PIB del 3,2% en 2016 y del 2,3% en 2017, mejorando entonces en una décima respectivamente las proyecciones de octubre del Fondo para esos dos ejercicios.
De este modo, la actualización de enero del informe 'Perspectivas de la economía mundial', publicado por el FMI el pasado mes de octubre, confirma que España recuperará este año todo el PIB perdido durante la crisis económica, superando por primera vez en 2017 el volumen de la economía española en 2008.
Las proyecciones del FMI quedan así ligeramente por debajo de las contempladas por el Gobierno en su último cuadro macroeconómico, donde el Ejecutivo maneja una previsión de crecimiento del 3,2% en 2016 y del 2,5% en 2017, que se modera al 2,4% en 2018.
La mejora de las previsiones para España de cara a 2017 y 2018 en comparación al informe de octubre se alinea con las mayores expectativas de crecimiento para el conjunto de las economías avanzadas, ya que el FMI también ha incrementado en una y dos décimas respectivamente los pronósticos de expansión en 2017 y 2018 para las economías desarrolladas, que suben al 1,9% este año y el 2% el siguiente.
No obstante, en su actualización de previsiones, el FMI subraya "la incertidumbre que rodea a la orientación de las políticas del Gobierno estadounidense entrante y sus ramificaciones internacionales", advirtiendo de que los supuestos sobre los que se basan los pronósticos seguramente serán más específicos para cuando se publique en abril la próxima edición del informe 'Perspectivas de la economía mundial'.