Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La misión del FMI dice que una subida del IVA podría incrementar la recaudación en 15.000 millones

El Fondo Monetario Internacional (FMI) considera que con una subida gradual de los tipos reducidos de IVA y una reducción progresiva de las exenciones el Gobierno español incrementaría en 15.000 millones de euros la recaudación, por lo que ha recomendado al Ejecutivo acometer un ajuste fiscal.
Así lo ha asegurado la líder de la misión del FMI para España, Andrea Schaechter, en la rueda de prensa de presentación de las conclusiones preliminares sobre la economía española, donde ha insistido en que en España el IVA puede ser "más elevado", ya que la recaudación se encuentra un 3% por debajo de la de otros países de la Unión Europea (UE)
"Un informe de 2014 indicaba que más ingresos en el ámbito de IVA podrían incrementar la recaudación en un 2% respecto al PIB", indicó Schaechter, que añadió que los cálculos de la institución internacional apuntan hacia una "recaudación adicional" del 1,5% respeto al PIB con una subida gradual de los tipos reducidos y una reducción progresiva de las exenciones.
Si se compara con el resto de Europa, el ratio IVA/PIB de España es un 3% inferior al de otros países, por lo que hay claramente un margen de mejora en el caso del tipo reducido de IVA, por ejemplo en la restauración, aunque también hay otras áreas, precisó la responsable de la elaboración del 'Artículo IV' para España.
Entre los ajustes necesarios por la economía española, la institución dirigida por Christine Lagarde aboga por un incremento de los ingresos a pesar de que sigue habiendo "cierto margen" en el ahorro. "La mayoría del ajuste tendrá que proceder de los ingresos", defendió Schaechter, que insistió en que un traslado de la carga tributaria directa a la indirecta no tendrá "una incidencia excesiva en la actividad económica".
Respecto a las últimas reformas introducidas por el Gobierno, Schaechter identificó que son un "paso importante" hacia la recuperación y que se ajustan a las recomendaciones del FMI, aunque prevé que el ajuste fiscal no se complete en 2017. "Son ajustes que habrá que mantener durante los próximos cuatro o cinco años para tener un presupuesto equilibrado", indicó.
((HABRÁ AMPLIACIÓN))