Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Expertos en el sector financiero creen que el Euríbor alcanzará el 2% en 2020

El Euríbor, el índice de referencia para la mayoría de las hipotecas, se situará en el 2% en 2020, según concluyen expertos del sector financiero, reunidos en un ciclo de conferencias por la Escuela Internacional de Administración y Finanzas (EIAF).
Esta institución ha impartido un ciclo de conferencias bajo el título 'Bonos flotantes y otras formas de ganar con las subidas de tipos' en Barcelona, Madrid, Valencia, Castellón y Alicante, que concluye este martes, 27 de junio, con un webinario.
Las ponencias se han realizado a cargo del director académico de EIAF y conferenciante Simón Pérez, que plantea que los tipos de interés a nivel mundial, tras marcar mínimos históricos en cincuenta años, van a seguir aumentando en el caso de Estados Unidos y van a empezar a aumentar en la mayoría de los países del mundo desarrollado que aún no han iniciado dicho camino.
Mientras que el Banco de Inglaterra subirá sus tipos de referencia en los próximos doce meses, se estima que los países bajo la influencia del Bundesbank harán lo propio antes de 24 meses, indica Pérez.
Esta subida del Euríbor sería negativa para los deudores, dado que acabará redundando en una mayor cuota de muchos de los préstamos. Por ello, en las ponencias se plantea que es un buen momento para endeudarse por los bajos tipos de interés, pero especialmente lo es para los préstamos a tipo fijo.
En estas charlas se plantean medidas para proteger las carteras de inversión ante este efecto, que es perjudicial tanto para la renta fija, debido a las caídas en los precios de los bonos del mercado secundario para compensar que las nuevas emisiones se hacen a tipos mayores, como para la renta variable, por la reducción de las valoraciones debida a un aumento de las tasas de descuento.
Para proteger las inversiones, según se concluye en estas charlas, las alternativas son los bonos flotantes, que pagan más si los tipos suben, los bonos vinculados a la inflación, que aumentan el valor del nominal según la inflación, y los bonos convertibles que se benefician de las alzas bursátiles propias de un ciclo económico expansivo, que es el que permite las subidas de tipos.