Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Los líderes europeos alcanzan un acuerdo sobre el Tratado para reforzar la disciplina fiscal

República Checa se suma a Reino Unido y queda fuera del pacto

Van Rompuy da la bienvenida a Rajoy, que se estrena en un Consejo Europeo

Los jefes de Estado y de Gobierno de la UE han alcanzado este lunes un acuerdo sobre el nuevo Tratado para reforzar la disciplina fiscal en la eurozona, según han confirmado a Europa Press fuentes europeas.
República Checa se ha sumado a Reino Unido y ha decidido quedarse fuera del pacto, que así cubrirá sólo a 25 Estados miembros, según ha anunciado el primer ministro sueco, Fredrik Reinfeldt.
El compromiso ha sido posible tras el acuerdo alcanzado entre Polonia y Francia para permitir a los países que todavía no han adoptado la moneda única que participen en algunas cumbres del Eurogrupo --que por primera vez se institucionalizan--, tal y como reclamaba el primer ministro polaco, Donald Tusk.
El Tratado prevé sanciones automáticas para los países que superen el 3% de déficit excesivo y obliga a los Estados de la eurozona a incorporar a sus legislaciones nacionales, preferiblemente a nivel constitucional, una 'regla de oro' que limite el déficit al 0,5% del PIB, como ya ha hecho España.
El Tribunal de Justicia de la UE verificará si la transposición es correcta y podrá imponer multas de hasta el 0,1% del PIB a los socios que no apliquen bien la 'regla de oro'. Los países que no ratifiquen el Tratado no tendrán acceso a ayudas del fondo de rescate.
El nuevo Tratado es una exigencia de Alemania y del Banco Central Europeo (BCE), que alegan que servirá para generar confianza en los mercados y frenar la crisis de deuda. Los países periféricos esperan que el pacto sirva para que el BCE tenga más margen de maniobra para intervenir en los mercados y para que Berlín acepte aumentar la dotación del fondo de rescate permanente, que también ha sido ratificado por los líderes europeos.
El estreno de Rajoy
Antes del inicio de la cumbre, Rajoy se ha reunido con el presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y con la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.
A la reunión, el presidente del Gobierno lleva las medidas que ha puesto en marcha su Gobierno desde que está en el poder. En concreto, planteará el ajuste de 15.000 millones que implementó a través de un recorte del gasto y una subida de impuestos, la Ley de Estabilidad Presupuestaria y el acuerdo salarial alcanzado entre sindicatos y patronal.
Por otro lado, Rajoy ha puesto de manifiesto ante los 27 la intención del Gobierno 'popular' de sacar adelante cuanto antes la reforma del sistema financiero, que será la próxima que aprobará el Ejecutivo, y la reforma del mercado laboral para abordar los temas pendientes.
Países invitados a las cumbres de la Eurozona
El presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el primer ministro polaco, Donald Tusk, están "cerca de un acuerdo" para que países que todavía no han adoptado el euro se sumen a las Cumbres de la Eurozona en el futuro, según han informado fuentes europeas, con lo que se salvaría el último escollo para desbloquear el pacto fiscal para introducir un mayor rigor presupuestario en las economías europeas.
Esta mañana, Tusk advirtió en una rueda de prensa ofrecida en Bruselas antes de iniciar la reunión de líderes de la UE de que no apoyaría el Tratado por considerarlo "desequilibrado" al no incluir una estrategia de crecimiento y excluir a Polonia del proceso de toma de decisiones.