Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Eurogrupo concluye sin acuerdo con Grecia para desbloquear el rescate

Reunión de ministros de Economía y Finanzas del EurogrupoEFE

Los ministros de Economía de la eurozona han concluido este jueves sin acuerdo una nueva ronda de negociaciones con Grecia para tratar de desbloquear el rescate. Este nuevo fracaso aumenta las probabilidades de impago por parte de Atenas, que debe abonar 1.500 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI) el 30 de junio, el mismo día en que concluye la prórroga del rescate.

"Sin acuerdo en el Eurogrupo", ha escrito el vicepresidente de la Comisión responsable del Euro, Valdis Domvrovskis, en su cuenta de Twitter. La falta de avances ha obligado al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, a convocar de inmediato una cumbre extraordinaria de líderes de la eurozona. "Es el momento de discutir de forma urgente la situación de Grecia al nivel político más alto", ha dicho Tusk en un comunicado.
"Durante la reunión, hemos enviado una señal fuerte a las autoridades griegas de que deben presentar nuevas propuestas en los próximos días", ha dicho el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. "Todavía es posible llegar a un acuerdo y extender el actual programa antes de fin de mes, pero la pelota está claramente sobre el tejado de Grecia para aprovechar esta última oportunidad", ha insistido.
"Lanzo en nombre de la Comisión una apelación al Gobierno griego para que vuelva seriamente a la mesa de negociaciones", ha dicho por su parte el comisario de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici. Moscovici ha avisado a Atenas de que "nos acercamos al final de la partida" y que es necesario evitar un escenario "catastrófico".
El presidente del Eurogrupo ha insistido en que su preferencia es llegar a un acuerdo y mantener a Grecia en el euro. Pero ha dejado claro que "si no es posible, estamos preparados para todas las posibilidades".