Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Euríbor cierra enero en el 0,562% y dice adiós al abaratamiento en las hipotecas

Adiós al abaratamiento de las hipotecasEFE

El Euríbor, índice al que están referenciadas la mayoría de las hipotecas españolas, ha cerrado el mes de enero en el 0,562%, un nivel ligeramente inferior al que registró hace un año, con lo que el efecto positivo en los bolsillos de los hipotecados prácticamente se disipa, después de dos años de rebajas en los préstamos hipotecarios.

De esta manera, el índice encadena el segundo mes de subidas consecutivas, aunque ligeramente por debajo de la tasa del pasado año. Este valor de Euríbor supone así una bajada de 0,013 puntos respecto al de enero del año pasado.
Este cambio de tendencia en el Euríbor supone que los hipotecados con revisión anual todavía notarán ligeramente en su bolsillo el efecto del índice, sin embargo las hipotecas con revisión semestral sufrirán un incremento, aunque todavía mínimo, en sus cuotas.
Así, para una hipoteca media de 120.000 euros a 20 años que le toque revisión anual en enero, se verá afectada en una bajada de la cuota mensual en unos 0,69 euros, poco más de ocho euros anuales.
SOLO AFECTARÁ A 'VIEJOS' HIPOTECADOS
Así, según ha explicado a Europa Press el analista de XTB Miguel Antonio Marcos, esta leve mejora hipotecaria beneficiará exclusivamente a los 'viejos' hipotecados, es decir, a los titulares de hipotecas firmadas con anterioridad a 2009, dado que tras este periodo los diferenciales bancarios se han ido incrementando, llegando en algunos casos a multiplicarse hasta por 10.
Además del problema de los diferenciales, el analista ha destacado que en el mercado hipotecario también se está observando la falta de acceso a financiación por parte de los solicitantes de hipotecas, que no solo tendrán que pagar un elevado diferencial, sino que tendrán dificultades para encontrar una entidad que les financie.
Por otro lado, Marcos ha insistido en que las cláusulas suelo están impidiendo a los titulares de hipotecas beneficiarse de las bajadas del Euríbor, fijando el interés mínimo a pagar por su préstamo hipotecario.
Para el analista, las mejoras que se vienen sucediendo en la economía de la Eurozona están empujando al alza al Euríbor, pese a la política monetaria de tipos reducidos que está practicando el Banco Central Europeo (BCE).
Marcos subraya que las perspectivas para los próximos meses pasan por la intención manifiesta del BCE de mantener los tipos de intervención en niveles mínimos, "los cuales podrían incluso reducirse si la inflación de la Zona Euro continúa manteniéndose en los niveles actuales o por debajo, con el fin de intentar mitigar los riesgos deflacionarios de la economía".